Suscríbete para estar al día de toda la información

¿Puedo ser Autónomo y trabajar en otra empresa al mismo tiempo?

Publicado el
3/1/2022
Última modificación el
3/1/2022

Sí. Darse de alta como Autónomo y trabajar en otra empresa por cuenta ajena simultáneamente es posible. Lo es siempre y cuando te lo permita la empresa que te contrata y no hayas firmado ninguna cláusula de exclusividad. 

De hecho, aunque también es posible facturar ciertos trabajos por tu cuenta sin darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), si superas ciertas cantidades debes cotizar como Autónomo obligatoriamente. De ahí que estos casos de pluriactividad con altas en regímenes distintos de la Seguridad Social sean perfectamente legales y además sujetos a ciertas bonificaciones que ahora veremos.  

Ya te adelantamos que, si estás pensando en montar tu propio proyecto, pero no quieres correr el riesgo de perder la estabilidad de tu trabajo por cuenta ajena o si simplemente necesitas un extra de ingresos, trabajar a la vez como Autónomo y por cuenta ajena puede ser tu solución. 

Guía básica par convertirse en Autómomo [Descargar ahora]

Diferencia entre pluriactividad y pluriempleo

Lo primero que debes tener claro es que pluriactividad y pluriempleo son conceptos distintos. 

La situación de pluriactividad aparece recogida en la Ley 14/2013 de 27 de septiembre de Apoyo a los Emprendedores y a su Internacionalización. Según la conocida popularmente como la ley de los emprendedores, la pluriactividad se da cuando el contribuyente ejerce a la vez una actividad por cuenta propia y otra por cuenta ajena. Es decir, cotiza al mismo tiempo en el Régimen General de la Seguridad Social y en el RETA.

Un caso de pluriactividad es el de quien cotiza a la vez en el Régimen General de la Seguridad Social y en el RETA.

Sin embargo, el pluriempleo únicamente se puede dar entre trabajadores por cuenta ajena cuando trabajan para dos o más empresarios distintos cotizando siempre en el Régimen General de la Seguridad Social.

Bonificaciones en la cotización por pluriactividad de Autónomos

Como trabajador por cuenta ajena ya cotizas a la Seguridad Social como asalariado. Por eso cuando decides darte de alta en Autónomos conservando tu trabajo por cuenta ajena puedes pagar menos de cuota de Autónomos. 

Esta bonificación de pluriactividad varía en función de si tu trabajo por cuenta ajena es a tiempo completo o parcial y para poder beneficiarte de ella tiene que ser la primera vez que te das de alta como Autónomo y estar contratado previamente por cuenta ajena. No se aplica si primero trabajas de Autónomo y más tarde te contratan como asalariado.

Para beneficiarte de las bonificaciones de pluriactividad tienes que darte de alta como Autónomo por primera vez.

Si trabajas por cuenta ajena a tiempo completo, la bonificación de la cuota de Autónomos será:

  • Del 50% de la base mínima durante los primeros 18 meses
  • Del 75% de la base mínima durante los siguientes 18 meses

Si trabajas por cuenta ajena a tiempo parcial con una jornada superior al 50%, la reducción de la cuota de Autónomos será:

  • Del 75% de la base mínima durante los primeros 18 meses
  • Del 85% de la base mínima durante los siguientes 18 meses

Lo puedes ver más claro en la siguiente imagen:

bonificaciones cuotas autonomos pluriactividad

Ten en cuenta que estas reducciones por pluriactividad hay que solicitarlas en el momento de darte de alta como Autónomo en la Seguridad Social. Recuerda también que no son compatibles con ninguna otra bonificación. Es decir que si estás en régimen de pluriactividad no podrás solicitar la tarifa plana de Autónomos.

Devolución por contingencias comunes

Cotizar en dos regímenes de la Seguridad Social distintos también te da derecho a las prestaciones por incapacidad temporal, enfermedad, accidente, maternidad, etc. correspondientes de cada uno. 

Es decir, que si cotizas el doble, tendrás derecho a dos prestaciones en caso de baja laboral a menos que decidas excluir las coberturas del RETA por las que ya estés cotizando en el Régimen General. De esta manera pagarás menos de cuota de Autónomos, pero en caso de baja solo tendrás derecho a una prestación.

Puedes excluir las coberturas por contingencias comunes del RETA si ya estás cotizando en el Régimen General para pagar menos de cuota de Autónomo.

En cualquier caso, hay un tope máximo que puedes cotizar a la Seguridad Social. En 2020 este máximo era de 13.822,06 euros anuales de manera que, si has cotizado por contingencias comunes una cuantía superior a la establecida por ley, tienes derecho a la devolución del 50% del exceso con el tope del 50% de las cuotas ingresadas en el RETA. La Seguridad Social te devolverá de oficio el exceso de cuotas. No hace falta solicitarlo.

¿Puedes tener derecho a dos pensiones de jubilación?

Cotizar Autónomos y en el Régimen General también implica que cuando llegues a tu jubilación tendrás derecho a dos pensiones siempre y cuando hayas estado más de 15 años como asalariado y Autónomo y cumplas los requisitos de los regímenes por separado.

En caso de que no cumplas alguno de ellos, no pierdes las cotizaciones que hayas abonado sino que se acumulan a las del régimen en el que se causes la pensión para determinar la base reguladora sin sobrepasar el exceso de cotización establecido por ley en cada momento.

Ten en cuenta también que la jubilación activa permite que puedas jubilarte como Autónomo y seguir trabajando por cuenta cobrando la mitad de la pensión de Autónomos.

Tributaciones en situación de pluriactividad

Como hemos visto, además de pagar las bases de cotización acreditadas en ambos regímenes de la Seguridad Social, la situación de pluriactividad también obliga a tributar doblemente:

  1. Por los ingresos recibidos en tu actividad como Autónomo debes presentar la declaración trimestral de IRPF con el modelo 130 si tributas por estimación directa o en el 131 si tributas por módulos. También tendrás que hacer la declaración trimestral o mensual de IVA a través del modelo 303 para poder deducirte este impuesto de los gastos imprescindibles para tu trabajo por cuenta propia.
  2. Por los ingresos recibidos en tu actividad como asalariado estás obligado a hacer la Declaración de la Renta con la particularidad de que tu base imponible de IRPF será el resultado de sumar los ingresos totales de tu actividad como asalariado y los de tu trabajo por cuenta propia. 

En definitiva, si te planteas iniciar una actividad por tu cuenta y seguir trabajando como asalariado, debes valorar si las ventajas de conseguir unos ingresos extra o llegar a percibir dos pensiones de jubilación compensan el doble pago de las cotizaciones a la Seguridad Social y el incremento del IRPF que tendrás que afrontar. 

Es muy importante también que no te olvides de asegurar tu actividad por cuenta propia con un seguro a medida. En SingularCover somos especialistas en seguros para Pymes y Autónomos. Podemos ofrecerte un presupuesto a medida sin compromiso si nos llamas al 910 780 404.

Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

¡Hecho! A partir de ahora no te perderás nada importante para tu día a día como Autónomo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.