Suscríbete para estar al día de toda la información

Seguros de Accidentes: coberturas, precios y recomendaciones

Publicado el
25/6/2021
Última modificación el
25/6/2021

Aunque tomes precauciones en el día a día siempre hay accidentes que escapan a tu control: caídas, golpes, cortes, aplastamientos, accidentes de circulación, descargas eléctricas, quemaduras, lesiones de espalda... Es inevitable que surjan imprevistos, sobre todo si tu profesión implica ciertos riesgos, y las consecuencias para ti y tu familia son imprevisibles. De hecho, los fallecimientos en accidentes laborales aumentaron un 21% en el primer semestre de 2020 con respecto al año anterior según datos del Ministerio de Trabajo. 

Para protegerte de estos riesgos que pueden suponer gastos inesperados desde 10.000€ (nada menos!) y evitar dejar cargas económicas a tus herederos si sucede lo peor (el préstamo que tenías en el banco, la deuda con proveedores, los pagos a plazos de maquinaria…) están los seguros de accidentes para Autónomos. Es la protección básica y fundamental para aquellos trabajadores a los que no les preocupa especialmente caer enfermos (por edad o estilo de vida) pero sí que un accidente laboral o de su vida cotidiana pueda causarles una incapacidad permanente parcial, absoluta o incluso el fallecimiento.

En este artículo vamos a responder las siguientes preguntas:

  1. Seguros de Accidentes para Autónomos: qué es y qué cubre
  2. Requisitos y exclusiones de un seguro de accidentes
  3. ¿A quiénes cubre el seguro de accidentes para Autónomos?
  4. ¿Es obligatorio el seguro de Accidentes para Autónomos?
  5. ¿Por qué contratar un seguro de accidentes para Autónomos?
  6. ¿Cuánto cuesta un seguro de accidentes para Autónomos?
  7. Los accidentes laborales más frecuentes en Autónomos
  8. Seguro de accidentes o de baja laboral. Diferencias y Recomendaciones
Calcular precio de mi seguro de accidentes en 1 minuto

Seguros de Accidentes para Autónomos: qué es y qué cubre

Un seguro de Accidentes es la protección económica más básica que necesita el Autónomo para protegerse de percances que escapan a su control y que pueden tener consecuencias imprevisibles. Desde una incapacidad parcial, pasando por una invalidez absoluta (ceguera, parálisis total, deficiencia mental, pérdida de extremidades...) e incluso en caso de fallecimiento. 

Para que esa incapacidad laboral parcial o absoluta y el fallecimiento estén cubiertos por el seguro de accidentes tienen que haber sido provocados por una reacción súbita, violenta y ajena a la intención del asegurado. Es decir, que los seguros de accidentes no cubren enfermedades (para eso está el seguro de baja laboral o el seguro de vida). 

Un seguro de accidentes puede cubrir accidentes laborales y también de tu vida privada si contratas la cobertura 24 horas.

Algunas pólizas no solo cubren accidentes laborales vinculados a tu actividad profesional, sino también los ocurridos de camino al trabajo (in itinere) y en tu vida privada (mientras practicas algún deporte como aficionado, andando por la calle, etc.). Todo depende de si necesitas contratar cobertura 24 horas o únicamente para tu jornada laboral. El precio del seguro saldría más económico en el segundo caso, pero en el primero tendrías las máximas garantías.

Los gastos de asistencia sanitaria y en viajes así como la indemnización por ingreso hospitalario son una cobertura opcional del seguro de accidentes personales que también puedes contratar junto a gastos de acondicionamiento de vivienda y automóvil en caso de incapacidad permanente, asesoramiento, gestión y defensa jurídica derivados de un accidente. La asistencia en situaciones de urgencia siempre la tendrás garantizada. 

En esencia, cuando contratas un seguro de accidentes esto es lo que ganas:

  • Seguridad. Desaparece el riesgo de que surjan estos gastos elevados e inesperados a consecuencia de un accidente. Te aseguras de no dejar cargas a tu familia.
  • Calma total. Al ser una póliza perfectamente compatible con otros seguros como el de Responsabilidad Civil, Comercio o Baja Laboral, puedes contratarlos juntos y garantizarte la máxima cobertura a un mejor precio.

Requisitos y exclusiones de un seguro de accidentes

Contratar un seguro de accidentes para Autónomos es muy sencillo. De hecho, estamos ante una de las pólizas con menos requisitos previos y, por tanto, más ágiles de contratar. A diferencia de los seguros de vida o de baja laboral, para el seguro de accidentes no tienes que someterte a un reconocimiento médico ni tampoco responder a un completo cuestionario de salud. Únicamente deberás acreditar que no te han diagnosticado una enfermedad o similar recientemente. Con esta información básica, la aseguradora podrá calcular un seguro de accidentes a medida para ti teniendo en cuenta estos condicionantes básicos: 

  1. Profesión y los riesgos que implica
  2. Edad
  3. Actividades extra profesionales que puedan suponer algún riesgo como practicar algún deporte 
  4. Número de empleados en el caso del seguro obligatorio de accidentes de convenio

La edad es un requisito a tener en cuenta para contratar un seguro de accidentes, pero no determinante. De todas formas, sí es cierto que el límite suele ponerse a partir de los 65 o 70 años. No es habitual que las aseguradoras cubran con un seguro de accidentes a Autónomos de mayor edad.

Como curiosidad, debes tener en cuenta que, aunque el seguro de accidentes lo pueden contratar tanto personas físicas como empresas, es una póliza que cubre exclusivamente a las personas físicas. En cuanto a las exclusiones, las pólizas de accidentes no cubren:

  1. Accidentes previos a la entrada en vigor de la póliza, después de haber vencido o fuera de su ámbito de cobertura.
  2. Percances que el asegurado provoque intencionalmente.
  3. Lesiones derivadas de intervenciones quirúrgicas o tratamientos médicos no motivados por un accidente cubierto.
  4. Accidentes por participar en actos delictivos, apuestas, desafíos o riñas a menos que sea en legítima defensa.
  5. Percances derivados del uso de estupefacientes no prescritos por razones médicas o en estado de embriaguez.
  6. Accidentes ocurridos durante la participación en competiciones o torneos deportivos oficiales y, en general, accidentes derivados de practicar profesionalmente cualquier deporte.
  7. Aunque se practiquen por afición, están incluidos accidentes en automovilismo, motociclismo, submarinismo, navegación de altura  escalada, espeleología, boxeo, lucha, artes marciales, paracaidismo, aerostación, vuelo libre y vuelo sin motor.
  8. Accidentes derivados de guerras, motines, invasiones, hostilidades militares haya o no declaración oficial así como siniestros de carácter catastrófico y de terrorismo.
  9. Accidentes causados directa o indirectamente por reacción o radiación nuclear.

En general también suelen quedar excluidas las intoxicaciones alimenticias o medicamentosas, anginas de pecho, cardiopatías e infartos de miocardio así como neuropatías y angiopatías que no den síntomas objetivos con manifestaciones de comprobación clínica, enfermedades psicológicas, enfermedades sobrevenidas o derivadas del SIDA, ni tampoco bajas por maternidad y las consecutivas o derivadas de embarazo, aborto o parto. Para algunas de estas circunstancias, como el caso de la maternidad, puedes contratar un seguro de baja laboral para Autónomos.

¿A quiénes cubre el seguro de accidentes para Autónomos?

El seguro de accidentes laborales únicamente cubre a las personas que figuran en la póliza como asegurados aunque existen dos modalidades principales:

  • Seguro de accidentes individual: cuando solo cubre a una persona que figura en la póliza como asegurado.
  • Seguro de accidentes colectivo, acumulativo o de grupo: que da cobertura a varias personas en una única póliza como pueden ser los trabajadores de una misma empresa. Cuantos menos asegurados, más económico será el seguro de accidentes colectivo y viceversa.

Al contratar un seguro de accidentes personales, el Autónomo pacta con la aseguradora un capital fijo que cobrará íntegramente como indemnización en caso de invalidez total (ceguera, parálisis total, deficiencia mental, pérdida de extremidades...) o un porcentaje en función del grado de invalidez si esta es parcial.

Las indemnizaciones en caso de fallecimiento serán para los beneficiarios que figuren en la póliza del asegurado ya sean sus herederos legales o las personas que libremente haya especificado. En cuanto al modo de cobro de un siniestro cubierto, puede hacerse en un único pago o en varios fraccionados, dependiendo del acuerdo al que se llegue con la aseguradora. Y para poder cobrar esta indemnización, es importante que se cumplan todos estos supuestos:

  1. Informar con transparencia a tu compañía aseguradora en el momento de la contratación del seguro de los riesgos a los que te enfrentas en el día a día tanto en el trabajo como en tu vida privada 
  2. Tratar de prevenir que ocurran accidentes y, sobre todo, no agravar o extender los riesgos
  3. Pagar la prima del seguro en tiempo y forma según figure en las condiciones del contrato. 
  4. Declarar el siniestro o accidente siempre dentro del plazo previsto en la póliza 
  5. Comunicar si tienes contratado otro seguro de accidentes con otra compañía.

¿Es obligatorio el seguro de Accidentes para Autónomos?

Aunque sean 100% recomendables para todos los Autónomos dado el riesgo, la responsabilidad y todo lo que tienen en juego si ocurre algo inesperado, los seguros de accidentes personales no son obligatorios. Cuestión distinta son los seguros de accidentes de convenio. Los que como empresario o empresaria debes contratar para proteger a tus empleados si así lo exige el convenio colectivo de tu actividad profesional. En este caso sí es obligatorio contratar el seguro de accidentes. Pero ojo al matiz: el seguro de accidentes de convenio protege a tus empleados, para cubrirte a ti debes contratar tu propio seguro de accidentes personales.

Aunque son 100% recomendables por todo lo que puede perder un Autónomo si ocurre algo grave, los seguros de accidentes personales no son obligatorios. Los seguros de accidentes de convenio sí son obligatorios.

¿Cómo decidir si necesitas un seguro de accidentes personales? Será más o menos necesario dependiendo de los riesgos que implica tu actividad profesional. Si trabajas fuera de casa, como la gran mayoría de los Autónomos en España (albañiles, pintores, fontaneros, electricistas, camioneros…) tendrás más riesgo de sufrir un accidente durante tu jornada laboral que si trabajas desde casa o en una oficina. Sin embargo, como puedes contratar la cobertura 24 horas, tienes protección tanto durante tu jornada laboral como en tu vida privada. Y los accidentes que puedes sufrir fuera de tu trabajo son los mismos para un autónomo de la construcción que para un freelance.

Nuestro consejo es que contrates un seguro de accidentes personales sea cual sea tu profesión y tu edad. Nadie está 100% a salvo de sufrir algún percance y sobre todo los jóvenes, que son quienes más subestiman los riesgos del día a día.

En cuanto al seguro de accidentes de convenio, si en algún momento se te pasa por la cabeza no contratarlo, debes saber que incurrirás en falta muy grave con multas de entre 6.000€ y 187.000€ (dependiendo del número de trabajadores que tengas contratados). Y no solo tendrías que pagar la multa, sino que también deberías asumir las correspondientes indemnizaciones en caso de accidente laboral de tu bolsillo. No es ninguna broma.

¿Por qué contratar un seguro de accidentes para Autónomos?

Aunque tomes precauciones en el día a día, es inevitable que surjan imprevistos que escapan a tu control. Por eso es vital protegerse de todo lo que puede poner en peligro tu negocio. Sobre todo si eres Autónomo.  

De entre todos los trabajadores, los Autónomos son los que más necesitan un seguro de accidentes. Sacar adelante un negocio (la mayoría de las veces en solitario) implica un ritmo de trabajo mucho más alto y con una carga de responsabilidad mayor, algo que incrementa inevitablemente el riesgo de tener un accidente laboral y magnifica además sus consecuencias.

Y no solo eso. Ten en cuenta que una incapacidad o el fallecimiento por accidente tienen unos costes asociados muy altos y, sobre todo, inmediatos e imprevisibles que chocarán totalmente con las previsiones de gastos que podías tener en tu cabeza. Contratar a un cuidador, acondicionar tu vivienda o tu coche e incluso organizar un funeral pueden sumar entre 5.000 y 10.000 euros de gastos con los que no contabas y justo cuando has dejado de generar ingresos.  

Las razones básicas por las que un Autónomo debería contratar un seguro de accidentes son:

  1. Es una inversión en tu estabilidad económica y para no dejar cargas a tu familia en caso de fallecimiento o invalidez permanente total (préstamos bancarios pendientes de pagar, fraccionamiento de pagos de material, proveedores…)
  2. Es un seguro totalmente personalizable: puedes elegir las coberturas que más te convengan en función de tus necesidades
  3. Te permite ahorrar al cubrir solo los accidentes y no las enfermedades
  4. Es compatible con otras pólizas básicas para Autónomos como los seguros de Responsabilidad Civil y Comercio. De hecho, contratarlas juntas puede salirte más económico
  5. El seguro de accidentes de convenio te lo puedes deducir como gasto y el personal hasta un máximo de 500€ si incluye la garantía de Incapacidad Laboral Temporal
  6. Al ser obligatorio, contratando el seguro de accidentes de convenio te evitas sanciones de hasta 100.000 euros
  7. Como no requiere reconocimiento médico ni cuestionario de salud, te ahorras trámites farragosos y consigues protección de forma rápida
  8. Al no tener carencia ni franquicia, te garantiza protección inmediata y el cobro total de las indemnizaciones previstas en la póliza

Pero además un seguro de Accidentes aporta las siguientes ventajas adicionales:

  1. Indemnizaciones por hospitalización
  2. Servicios privados de atención sanitaria inmediata en clínicas repartidas por todo el territorio nacional
  3. Servicio gratuito de segundo diagnóstico médico
  4. Asesoramiento acerca del tratamiento a seguir
  5. Protección y defensa jurídica: en algunos casos con coberturas como la reclamación del pago de facturas o asistencia jurídica y fiscal de la mano de un abogado experto

Como ves, son muchas las ventajas de un seguro de accidentes. Y sobre todo quédate con que no merece la pena poner en riesgo el trabajo de toda una vida por poco más de 10€/mes. 

¿Cuánto cuesta un seguro de accidentes para Autónomos?

El precio de un seguro de accidentes depende de las circunstancias de cada Autónomo empezando por su profesión, edad y hábitos de su vida diaria como puede ser la práctica de algún deporte de riesgo. 

Para calcularlo, básicamente se tiene en cuenta lo siguiente:

  • Riesgo Ocupacional: es uno de los factores que más influye en el precio del seguro de accidentes. Según tu actividad laboral, tendrás más o menos probabilidades de sufrir accidentes de trabajo. Además, tu experiencia profesional se tiene en cuenta como un factor que reduce el riesgo.
  • Edad: se interpreta que los trabajadores más mayores tienen más riesgo de sufrir un accidente y tener recuperaciones más difíciles que una persona joven. Por eso suele resultar más económico asegurar Autónomos de entre 30 y 40 años.
  • Riesgos de salud: tener una enfermedad previa puede influir en la propensión a sufrir un accidente y, como consecuencia, en el precio del seguro que debas contratar. 
  • Número de empleados: los precios aumentan cuantos más empleados tengas y las sanciones en caso de no contratar el seguro también. 
  • Riesgos extra profesionales: actividades de ocio y deportivas que realices en tu tiempo libre como alpinismo, escalada o puenting implican más riesgo de accidente. Si viajas recurrentemente y pasas tiempo en el extranjero también necesitarás una cobertura extra de asistencia en viajes. 
  • Las coberturas o capitales que contrates: la cobertura 24 horas es más cara que la cobertura para tu jornada laboral. De la misma manera, las coberturas opcionales de asistencia sanitaria o indemnización por ingreso hospitalario tienen un coste extra. 

En cualquier caso, para calcular el precio de tu seguro de accidentes lo recomendable es que analices con detalle tus necesidades económicas, personales y familiares. No es lo mismo si eres Autónomo pero tu familia no depende de ti que si debes dejarlos resguardados ante cualquier eventualidad. En este último caso, tendrás que contratar coberturas más amplias. 

Lo mismo que si estás preocupado por sufrir accidentes graves deberías seleccionar capitales altos para casos de muerte o invalidez; mientras que si te preocupa la indemnización diaria que recibirás en caso de incapacidad laboral temporal, debes calcular cuánto necesitarías de tu seguro para complementar la que recibas de la Seguridad Social.

Veamos un ejemplo: si trabajas en la construcción y tienes empleados deberás contratar un seguro de Accidentes de Convenio. En este caso la variable que más influye en el precio es la actividad profesional y el número de empleados que tengas. El precio estimado del seguro de accidentes de convenio para 3 empleados del sector construcción es inferior a 12 euros al mes y si además quieres protegerte a ti, el precio de un seguro de accidentes personal básico para una persona de 35 años que trabaja en el sector de la construcción ronda los 15 euros al mes incluyendo coberturas de hasta 60.000€ por muerte e invalidez permanente en caso de accidente. Es decir, que por menos de 30 euros al mes tendrías calma total en tu negocio con protección para ti y tus empleados.

Los accidentes laborales más frecuentes en Autónomos

Los imprevistos llegan sin previo aviso y un Autónomo, al igual que cualquier otro trabajador, está expuesto a sufrir multitud accidentes mientras ejerce su trabajo y también en su vida privada. Sin embargo, las consecuencias suelen ser más graves para los trabajadores por cuenta propia que por cuenta ajena si tenemos en cuenta que dejan ingresar en el momento en el que se ven obligados al cese de su actividad.

Los accidentes laborales más frecuentes para un Autónomos suelen ser: 

  • Caídas: uno de cada cuatro accidentes laborales se produce por un tropiezo o resbalón al mismo nivel (a ras de suelo). 
  • Cortes y atrapamientos: especialmente habituales entre los Autónomos que manipulan herramientas de construcción y maquinaria pesada. 
  • Golpes y aplastamientos: aproximadamente el 2% de los accidentes que sufren los Autónomos se deben a uno de estos motivos con las correspondientes bajas que suelen ser largas.
  • Contacto eléctrico: puede ser directo o indirecto cuando el electrocutado es otro trabajador y, al intentar ayudarle, sufre el accidente en su propia piel. 
  • Trastornos musculares asociados a posturas inadecuadas: lumbago, ciática o tensiones en cualquier otra parte del cuerpo que se producen por cargar peso o por malas posturas delante del ordenador.
  • Quemaduras: ya sean derivadas de un incendio o del uso de herramientas como los sopletes. 
  • Incendios: frente a los que conviene estar prevenidos con extintores, pasillos de evacuación y salidas de emergencia debidamente señalizados, libres de obstáculos y que conozcan todos los trabajadores.
  • Otros accidentes menos frecuentes en trabajadores Autónomos: los derivados del cansancio mental, de los sobresfuerzos o los accidentes de tráfico siempre que se produzcan in itinere (en el trayecto de ida y vuelta que separa el hogar del trabajador de su puesto de trabajo).

Para prevenir accidentes laborales como estos lo más importante es invertir en medidas de seguridad o cursos de prevención capaces de minimizar la cantidad de accidentes que se producen en el trabajo. Sin embargo, siempre existe un riesgo. Por eso es importante tener contratado un seguro de accidentes para Autónomos que, si bien no los evita, sí cubre los importantes gastos que causan.

Seguro de accidentes o de baja laboral. Diferencias

A diferencia de un seguro de baja laboral para Autónomos, que se encarga de compensar las pérdidas de ingresos que soporta el trabajador cuando tiene que darse de baja debido a una gripe o cualquier otro problemas de salud derivado de una enfermedad o accidente, un seguro de accidentes únicamente cubre los accidentes. Es decir, cubre las lesiones corporales sufridas por una causa súbita, violenta y, por supuesto, ajena a la intención del asegurado.

Precisamente por dar protección únicamente en caso de accidente son seguros más económicos que los de baja laboral, salud o vida y están especialmente pensados para aquellos Autónomos a los que no les preocupa tanto caer enfermos en el corto plazo, pero sí los percances que no pueden controlar. 

Normalmente, un seguro de accidentes garantiza una indemnización o capital inmediato en caso de fallecimiento, invalidez permanente parcial o total del asegurado si han sido provocados por un accidente. Y aunque en algunos casos las aseguradoras también ofrecen como cobertura opcional indemnizaciones diarias en caso de hospitalización por accidente, gastos de asistencia sanitaria y también de asistencia en viaje; las prestaciones diarias son una característica más propia de los seguros de baja laboral. 

Lo bueno es que puedes combinar las coberturas de los seguros de baja laboral y de accidentes para asegurarte la máxima protección en función de tus necesidades.

Si tienes alguna duda sobre los seguros de accidentes para Autónomos o cualquier otro tipo de póliza, estaremos encantados de resolverla en el teléfono 910 780 404Recuerda que hay mucho en juego y un seguro de accidentes puede ser tu tabla de salvación en el momento menos pensado.

Suscríbete para estar al día de toda la información

¡Hecho! A partir de ahora no te perderás nada importante para tu día a día como Autónomo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.