Suscríbete para estar al día de toda la información

¿Qué es un seguro con franquicia y cómo funciona?

Publicado el
7/10/2021
Última modificación el
7/10/2021

Igual que ocurre con los seguros de coche, también puedes elegir contratar tu seguro para Autónomos y Pymes con franquicia o sin ella. 

La prima del seguro con franquicia (lo que pagas mes a mes o anualmente por tu póliza) te saldrá más económica, pero en caso de siniestro tendrás que asumir esa parte de tu bolsillo

Veamos cómo funciona. 

¿Qué es la franquicia de un seguro?

La franquicia del seguro es la cantidad económica que pactas con tu compañía de seguros para que la prima te salga más económica. Como contrapartida, cuando ocurra un siniestro y toque reparar el daño causado, tendrás que asumir esa cantidad que has pactado de tu bolsillo. La franquicia es, por tanto, la cantidad fija o el porcentaje variable (aunque lo más habitual es que sea fija) que corre a cargo del asegurado en caso de siniestro. 

La franquicia del seguro es una cantidad de dinero pactada en la póliza que el asegurado debe asumir en caso de siniestro.

Es decir, que cuando contratas un seguro de Autónomo con franquicia, tu aseguradora solo tiene obligación de indemnizar una parte de los daños, quedando la restante a tu cargo. Esto no significa que la franquicia afecte a las coberturas de un seguro, sino únicamente al importe que debe pagar el asegurado en caso de dar parte de un siniestro. 

Por tanto, la diferencia entre un seguro con franquicia y un seguro sin franquicia está en el precio y en los gastos de reparación de un siniestro cubierto en la póliza. Cuanto más alta sea la franquicia, más barata será la prima, pero más tendrás que pagar si ocurre algo.

Cómo funcionan los seguros con franquicia

La clave para entender cómo funcionan los seguros con franquicia está en saber qué parte del riesgo está dispuesto a asumir el asegurado. 

Por ejemplo, imagina que tienes un bar y has decidido protegerlo con un seguro de Comercio Multirriesgo con una franquicia de 150€ por avería de maquinaria o aparatos electrónicos. Imagina también que una mañana cualquiera vas a abrir el local como siempre y te encuentras con que una tubería ha filtrado agua y ha estropeado neveras y congeladores. Haciendo cálculos de los daños, el valor del siniestro te sale por 500 euros, pero como tu franquicia es de 150, la aseguradora te indemnizará solo con 350€. Los 150€ restantes no tendrás derecho a reclamarlos. 

En cambio, también puede pasar que el valor de los daños no llegue al de tu franquicia. Si cuestan, pongamos por caso 100 euros, deberás hacerte cargo del coste del siniestro en su totalidad. 

Y esto siempre es así independientemente del número de partes que des a la aseguradora. Tendrás que abonar el importe total de la franquicia siempre que se produzca un nuevo siniestro. 

¿Necesitas calcular un precio para tu seguro de Autónomos? ¡Hazlo sin compromiso haciendo clic en la imagen!

seguros para autonomos a medida

¿Cuándo compensa contratar un seguro con franquicia?

Aunque visto así puede parecer que la franquicia es una desventaja, depende de por dónde se mire. Si no das demasiados partes, a largo plazo gastas menos si tienes un seguro con franquicia que sin ella. En cualquier caso, siempre tienes que valorar qué parte de tu patrimonio estás en condiciones de comprometer en caso de que suceda un imprevisto. ¿Hasta qué cantidad podrías pagar sin endeudarte ni poner en riesgo el futuro de tu negocio?

Antes de contratar un seguro con franquicia debes valorar qué cantidad de patrimonio puedes comprometer en caso de imprevisto sin que te suponga la ruina.

Otro detalle a tener en cuenta es que algunas aseguradoras permiten modificar la franquicia del seguro que hayas contratado en cualquier momento a lo largo de la vida y cobertura de la póliza. Es algo que, insistimos, depende de la aprobación de la aseguradora y que en ocasiones puede implicar un coste adicional dependiendo del caso. 

Seguros para Autónomos y Pymes con franquicia

Aunque puedes encontrar todo tipo de seguros con franquicia, lo más habitual es aplicarla en los seguros de daños como es el caso los seguros de coche y los de comercio o multirriesgo para Autónomos.

En el caso de los seguros de Responsabilidad Civil, uno de los básicos y más necesarios para trabajadores por cuenta propia, únicamente se aplicaría la franquicia si se trata de daños y perjuicios propios. Los daños a terceros siempre estarán cubiertos. 

Al final se trata de ponerlo todo en una balanza y decidir si te compensa pagar una prima más reducida o si lo que de verdad quieres es calma total para tu negocio. Desde SingularCover estaremos encantados de ayudarte a analizar cada escenario para que puedas tomar la mejor decisión para tu empresa.

Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

¡Hecho! A partir de ahora no te perderás nada importante para tu día a día como Autónomo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.