Suscríbete para estar al día de toda la información

¿A quiénes cubre el seguro de accidentes para Autónomos?

Publicado el
9/6/2021
Última modificación el
9/6/2021

Si eres Autónomo y te dedicas a la mecánica, por poner un ejemplo, estás expuesto a cantidad de accidentes: que tu mano se quede atrapada al cerrarse el capó del coche que estés reparando, que se te caiga una herramienta pesada en el pie, que golpees tu cabeza con algo sin darte cuenta… En este caso parece evidente la necesidad de contratar un seguro de accidentes para Autónomos.

Sin embargo, aunque tu profesión no esté expuesta a riesgos tan claros como los del ejemplo, debes saber que los seguros de accidentes no solo cubren accidentes laborales, sino también los ocurridos en la vida privada de los asegurados. Pero, ¿quiénes pueden ser los asegurados? ¿A quiénes cubre exactamente el seguro de accidentes personales?

Vamos a verlo. 

Tipos de seguros de accidentes: individual o colectivo

El seguro de accidentes laborales únicamente cubre a quienes figuren en la póliza como asegurados. Estos pueden ser una única persona o varias y, precisamente en función de cuántos sean los asegurados, podemos distinguir 2 tipos de seguros de accidentes:

  1. Seguro de accidentes individual: es la póliza que cubre únicamente los accidentes que sufra una persona. Concretamente la que figura como asegurado en el contrato. Sin embargo, no solo compensa económicamente a esta persona en caso de siniestro sino que, si un accidente provoca la incapacidad total o el fallecimiento del asegurado, el seguro de accidentes individual pagará la indemnización correspondiente a quienes figuren como beneficiarios del seguro en la póliza.
  2. Seguro de accidentes colectivo, acumulativo o de grupo: es el que, con un solo contrato o seguro, cubre los accidentes que puedan sufrir múltiples asegurados (normalmente trabajadores de una misma empresa). Habitualmente, su precio varía en función del número de trabajadores. Cuantos menos asegurados, más económico será el seguro de accidentes colectivo y viceversa.

En tu caso, si eres Autónomo y no tienes empleados a tu cargo, te interesa contratar un seguro de accidentes individual para asegurar tu futuro y el de tu familia (como beneficiarios) por si te pasa algo grave.

En cambio, si tienes empleados contratados, no solo deberías asegurarles frente a accidentes, sino que en muchas profesiones (como es el caso de la Construcción) estarás obligado a hacerlo por convenio.

Como Autónomo, te interesa proteger tu futuro y el de tu familia con un seguro de accidentes. Si tienes empleados, en algunas profesiones estás obligado a asegurarlos también a ellos.

Quiénes son los beneficiarios de un seguro de accidentes 

Cuando hablamos de seguros, lo habitual es que quien lo contrata, quien figura en la póliza como asegurado y el beneficiario de ese seguro (en caso de que pase algún imprevisto cubierto) suelen ser la misma persona. Sin embargo, no siempre tiene por qué ser así. 

Esto se ve claramente en las indemnizaciones por fallecimiento del seguro de accidentes. En esta circunstancia la indemnización contemplada en la póliza iría lógicamente para sus beneficiarios. Y estos pueden ser el cónyuge, los hijos o herederos legales o las personas que el propio asegurado haya especificado como beneficiarios de su seguro. 

Otro caso puede ser el de un empresario o dueño de una Pyme que contrate un seguro de accidentes de convenio obligatorio para sus empleados. En este ejemplo, el empresario es quien contrata la póliza (y por tanto quien paga la prima anual o fraccionada), pero los asegurados son sus empleados. Si el empresario también quiere estar cubierto tendría que contratar su propio seguro personal de accidentes.  

Técnicamente, en jerga de seguros estaríamos hablando de 3 figuras personales:

  1. Tomador: la persona que firma el contrato del seguro y quien paga los recibos anuales o fraccionados en el caso de que la aseguradora ofrezca estas condiciones como es el caso de SingularCover.
  2. Asegurado: quien estará protegido por el seguro si ocurre un imprevisto contemplado en la póliza.
  3. Beneficiario: la persona que recibe las indemnizaciones del seguro.

Veamos si ha quedado claro: 

- ¿Un tomador puede ser asegurado, pero un asegurado puede no ser tomador? ¡Correcto! Quien paga la póliza y quien está protegido por ella no tienen por qué ser la misma persona. 

- ¿Un asegurado tiene que ser obligatoriamente tomador? No tiene por qué. En el caso de los seguros de accidentes de convenio, los asegurados son los empleados de una Pyme y el tomador el empresario que los contrata.

- ¿Y un beneficiario? ¿Puede ser el mismo asegurado? ¡Exacto! De hecho es lo más habitual, salvo en algunos casos como el fallecimiento. Entonces los destinatarios de la indemnización serían los familiares del asegurado. 

Condiciones para cobrar la indemnización del seguro de accidentes 

Aclaradas todas las figuras personales que pueden aparecer en el contrato de un seguro de accidentes, para poder beneficiarte de la indemnización contemplada en la póliza en caso de accidente, debes cumplir una serie de requisitos u obligaciones. Entre ellas:

  1. Informar con transparencia a tu compañía aseguradora en el momento de la contratación del seguro de los riesgos a los que te enfrentas en el día a día tanto en el trabajo como en tu vida privada y comunicar si te han diagnosticado alguna enfermedad o similar recientemente. Esta transparencia es necesaria para que la compañía aseguradora pueda hacer su valoración de riesgos con todas las garantías.
  2. Tratar de prevenir que ocurran accidentes y, sobre todo, no agravar o extender los riesgos tomando medidas de seguridad y precaución.
  3. Pagar la prima del seguro en tiempo y forma según figure en las condiciones del contrato. No hacerlo puede implicar que no te cubran los siniestros que puedas tener.
  4. Declarar el siniestro o accidente siempre dentro del plazo previsto en la póliza aportando además la documentación que pruebe causas y consecuencias del accidente.
  5. Comunicar si tienes contratado otro seguro de accidentes con otra compañía. De no hacerlo, no podrás deducirte la suma asegurada en la declaración de la renta. Según la Ley de Contrato de Seguro, esta es una obligación exclusiva del asegurado que no aplica para los beneficiarios.
No pagar en tiempo y forma la prima de tu seguro de accidentes puede implicar que no te cubran el siniestro.

Estos son tus derechos como beneficiario en caso de accidentes

Además de obligaciones, el asegurado o beneficiario de un seguro de accidentes tiene por supuesto una serie de derechos garantizados. Entre ellos, el más importante: recibir el 100% de la indemnización asegurada en caso de fallecimiento o invalidez permanente o absoluta o el porcentaje que corresponda en función del grado de invalidez si la incapacidad es parcial. Hay pólizas que incluso contemplan un porcentaje aumentado del capital asegurado de un 225% o un 350% para ciertos casos como puede ser haber sufrido un accidente de tráfico en transporte público.

Para que lo sepas, se considera invalidez permanente absoluta cuando se produce una lesión física irreversible que le impide al asegurado volver a desarrollar cualquier actividad profesional, mientras que la invalidez permanente parcial puede ser la pérdida anatómica o disminución funcional total o parcial de cualquier órgano o miembro o de las facultades del asegurado de recuperación no previsible.

Puede ocurrir que existan discrepancias en cuanto al grado de invalidez entre el asegurado y su aseguradora. En estos casos, si el asegurado no acepta la indemnización que le ofrece su compañía, habría que recurrir a la decisión de peritos médicos. 

Finalmente, también tienes cubiertos los gastos médicos o de asistencia médica en viaje en caso de que así figure en las condiciones particulares de tu póliza

Si tienes alguna otra consulta sobre los seguros de accidentes para Autónomos no dudes en llamarnos al 910 780 404. Como especialistas en seguros para Pymes y Autónomos, en SingularCover podemos ayudarte a analizar los riesgos de tu actividad y encontrar una protección a tu medida.

Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.