Suscríbete para estar al día de toda la información

Quién está obligado a presentar el modelo 130

Publicado el
5/11/2021
Última modificación el
5/11/2021

El modelo 130 es el formulario por el que los Autónomos sujetos a estimación directa normal o simplificada liquidan el pago fraccionado a cuenta del IRPF con Hacienda.

En el momento de presentar el modelo 130 se declara el beneficio derivado de la realización de una actividad económica que no ha sido objeto de retención en los ingresos del Autónomo a lo largo del año. La cuota a pagar se decide anualmente en el momento de realizar la declaración de la renta presentando el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

¿Qué es el modelo 130?

El modelo 130 es la declaración trimestral del IRPF por el que las personas físicas, miembros de comunidades de bienes o sociedades civiles liquidan el pago fraccionado de este gravamen.

Plantilla para facturas ordinarias [Descargar gratis]

Al ser una declaración trimestral, el modelo 130 se presenta cuatro veces al año en estas fechas concretas: 

  • Primer trimestre: del 1 al 20 de abril, ambos incluidos
  • Segundo trimestre: del 1 al 20 de julio, ambos incluidos
  • Tercer trimestre: del 1 al 20 de octubre, ambos incluidos
  • Cuarto trimestre: del 1 al 30 de enero, ambos incluidos
cuando presentar modelo 130

Modelo 130: para qué sirve

Mediante la presentación de este modelo, los contribuyentes sujetos al IRPF realizan una serie de pagos fraccionados de este impuesto y declaran el rendimiento neto o el beneficio del ejercicio de forma acumulativa.

Por ejemplo, la primera liquidación anual se calcula con los datos resultantes de los tres primeros meses del año, mientras que en la segunda presentación de este modelo se hace referencia a los ingresos ya reportados en la primera liquidación añadiendo el rendimiento neto del segundo trimestre. Para obtener este rendimiento neto, a los ingresos obtenidos por tu actividad empresarial debes restarle los gastos fiscalmente deducibles para poder realizarla. El 20% del resultado de esta resta es lo que debes abonar en concepto de pago fraccionado de IRPF.

Si has tenido beneficios, debes pagar el 20% en concepto de IRPF, mientras que si has registrado pérdidas estarás exento.

Sin embargo, si has registrado pérdidas, no tendrás que realizar ningún pago.

¿Quién está obligado a presentar el modelo 130?

No todos los Autónomos están obligados a presentar el modelo 130. Únicamente deberán hacerlo aquellos que:

  1. Ejerzan actividades económicas y estén dados de alta en la modalidad de estimación directa tanto normal como simplificada. Dentro de esta consideración, también están incluidas las actividades agrícolas, ganaderas, forestales y pesqueras en estimación directa normal o simplificada. Sin embargo, no tendrían que presentar este modelo los Autónomos en estimación objetiva o indirecta ni tampoco los contribuyentes de actividades agrícolas, ganaderas o forestales si al menos un 70% de los ingresos de su actividad fueron objeto de retención o ingreso a cuenta en el año natural anterior. 
  2. Los que llevan a cabo actividades profesionales a excepción de las que ya retengan al menos el 70% de sus ingresos de forma previa al presentar sus facturas siempre y cuando no se hayan dado de alta en el modelo 036/037 con obligación de realizar los pagos fraccionados de IRPF.
  3. Los miembros de sociedades civiles y comunidades de bienes deben realizar el pago fraccionado del impuesto y la declaración anual de la renta por cada uno de los socios en proporción a la participación en el beneficio.

Por poner algún ejemplo práctico, un arquitecto autónomo que está dado de alta en una actividad profesional estará obligado a aplicar retenciones en sus facturas. Si estas retenciones superan el 70% de sus ingresos, como es probable, no estará obligado a presentar el modelo 130. Sin embargo, un charcutero que ejerce una actividad no profesional sino económica y que por tanto vende sus productos sin emitir factura no está aplicando retenciones a sus ingresos. Por tanto, sí tiene obligación de presentar el modelo 130.

Otro factor a tener en cuenta para los Autónomos que ejercen actividades profesionales es si sus clientes son particulares u otros Autónomos y sociedades. En el primer caso tendrán que presentar el modelo 130 dado que en las facturas a profesionales no se aplica IRPF. Sin embargo, en el segundo puede que no tengan que hacerlo dado que ya aplican la retención en cada factura.

New call-to-action

¿Cómo se presenta el modelo 130?

Puedes optar por la presentación en papel de este modelo rellenado el formulario correspondiente o bien presentarlo de forma electrónica en la web de la Agencia Tributaria.

En cualquier caso, siembre debes indicar una serie de datos básicos:

  1. Identificación del declarante: con referencia al número de identificación fiscal (NIF), nombre y apellidos.
  2. Devengo: indicando el ejercicio (el año) al que corresponde la declaración y el periodo trimestral en cuestión.
  3. Liquidación: donde se indica el impuesto a pagar.

A su vez, el modelo 130 tiene tres subapartados. En el primero de ellos debes indicar los ingresos y gastos del trimestre y, en caso de realizar una actividad agrícola, forestal o ganadera, rellenar también el segundo apartado.

En cuanto a las casillas a rellenar, encontramos:

  • Casilla 01: ingresos obtenidos a lo largo del año.
  • Casilla 02: gastos realizados a lo largo del año.
  • Casilla 03: resultado de restar a los ingresos de la casilla 1 los gastos de la casilla 2. Es decir, el rendimiento neto.
  • Casilla 04: el 20% del rendimiento neto. En caso de registrar pérdidas el resultado será cero.
  • Casilla 05: suma de las casillas 07 y 16 en las liquidaciones del modelo 130 presentadas durante el año.
  • Casilla 06: la suma de las retenciones aplicadas en las facturas desde que empezó el año.
  • Casilla 07: la resta de los importes de las casillas 05 y 06 a la casilla 04.

Finalmente, en el apartado III se hace referencia al resultado final a pagar.

Antes de ponerte a rellenar el modelo 130 de liquidación fraccionada del IRPF es importante que compruebes si tienes obligación de presentarlo o no. Y recuerda que para calcular ese 20% de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas a tus ingresos debes restarles los gastos deducibles. Entre ellos el de tu seguro profesional. De esta manera, pagarás menos gravamen. En SingularCover somos especialistas en seguros a medida para Pymes y Autónomos. Podemos ayudarte a encontrar el más adecuado para tu negocio,

Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

¡Hecho! A partir de ahora no te perderás nada importante para tu día a día como Autónomo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.