Cómo gestionar quejas comunes con el seguro para restauranteCómo gestionar quejas comunes con el seguro para restaurante
Seguros

5 quejas y reclamaciones en restaurantes muy habituales

Montar un restaurante es pensar en encontrar el local perfecto, la carta más deliciosa y el mejor ambiente. Estamos de acuerdo. Pero más importante si cabe incluso para abrir un negocio de hostelería es adelantarse a los imprevistos que lo puedan poner en riesgo y garantizar la protección de ese local, de tus empleados y de tus futuros clientes. 

Hay decenas de quejas y reclamaciones que pueden recibir los dueños de restaurantes, bares y cafeterías. La inmensa mayoría con importantes consecuencias económicas, pero la buena noticia es que gran parte de ellas se pueden resolver con los seguro para restaurantes. Pólizas con coberturas personalizables que cubren los daños económicos, materiales y personales que puedan sufrir los consumidores y usuarios de tu local.

Te contamos las principales reclamaciones y quejas de clientes en restaurantes y cómo puede ayudarte tu seguro a gestionarlas.

¿Qué seguro necesita mi restaurante?
¿Necesitas un seguro a medida, ágil y fácil de contratar?

1. Caídas, resbalones y lesiones de clientes

El suelo mojado, un escalón sin señalizar, un desnivel, algo resbaladizo que se haya derramado… Este tipo de peligros unidos al ajetreo habitual de un restaurante en hora punta multiplican las probabilidades de que alguno de tus clientes se caiga y se haga daño. 

Si esto pasa, te reclamarán los daños a ti como responsable del negocio. Y ya te advertimos que las indemnizaciones por daños personales pueden llegar a ser muy costosas. Frente a ellas tienes básicamente dos opciones: prevención y protección. 

Para evitar caídas y lesiones de clientes en tu restaurante te aconsejamos:

  • Evitar fregar suelos en hora punta de máxima afluencia a tu establecimiento
  • Señalizar áreas mojadas o resbaladizas
  • Indicar debidamente escalones y desniveles
  • Despejar pasillos y evitar obstáculos en el camino a los baños o a la salida
  • Limpiar de inmediato cualquier superficie en la que se derrame algo de comida o bebida
  • Evitar materiales resbaladizas o irregulares que puedan aumentar la posibilidad de que alguien se caiga y se haga daño
  • Garantizar que los empleados usen calzado adecuado

Aún así, por mucho que extremes las precauciones, es inevitable que se produzcan accidentes en establecimientos o centros de hostelería. Para eso están los seguros de responsabilidad civil y, en concreto la cobertura de RC de explotación de negocio que cubre los daños personales y materiales a terceros ya sean clientes, proveedores o repartidores de tu restaurante. Entre ellos, por supuesto, las caídas, resbalones y lesiones.

El seguro de Responsabilidad Civil cubre costosas indemnizaciones por caídas y lesiones en tu restaurante.

2. Intoxicaciones y problemas por comida en mal estado 

Los problemas por servir comida en mal estado están entre los más complicados de gestionar para los negocios de hostelería tanto por las consecuencias que pueden tener para la salud de las personas consumidoras y usuarias del restaurante como para el propio prestigio del local.

En este artículo te contamos con detalle cómo gestionar una reclamación por intoxicación en un restaurante, pero lo más básico a tener en cuenta para actuar es la cobertura de Responsabilidad Civil de productos que te respalda económicamente si al cliente le corresponde una indemnización por problemas con la comida y te garantiza la defensa jurídica si te denuncia ante algún organismo de salud pública.

Lo idóneo en estos casos también es ofrecer hojas de reclamación para que el cliente se sienta comprendido y pueda tramitar la queja formal ante el correspondiente organismo de su Comunidad Autónoma. Y para no tener que llegar a este extremo es aconsejable tomar una serie de precauciones como: 

  • Velar porque todo lo que se sirve en tu local cuente con las garantías y protocolos sanitarios adecuados
  • Mantener limpias las superficies donde manipulas alimentos para evitar la contaminación cruzada
  • Asegurarte de que tus empleados siguen estrictas medidas de higiene
  • Ofrecer cursos de seguridad alimentaria y formar a los trabajadores sobre las prácticas adecuadas de almacenamiento e higiene de los alimentos
  • Conservar los productos a la temperatura adecuada

La prevención es importante no solo para evitar que ocurran este tipo de accidentes, sino también para garantizar tu defensa en caso de demanda. No todas las reclamaciones por intoxicación alimentaria se deben necesariamente a una mala praxis por parte del restaurante sino que el cliente pudo no haber informado sobre una intolerancia alimentaria por ejemplo. 

3. Daños eléctricos

La cobertura de daños eléctricos es una de las imprescindibles en los seguros de bar y restaurante. Al producirse un cortocircuito o un fallo de tensión eléctrica, las neveras y congeladores dejan de funcionar y si esto ocurre de noche cuando no estás en el local puedes encontrarte a la mañana siguiente con mercancía perdida y equipos que debes reparar o incluso reponer. 

El seguro de comercio multirriesgo cubre daños por fallos eléctricos, agua y fenómenos naturales en tu local de hostelería.

Este tipo de siniestros por daños eléctricos son comunes en restaurantes y están cubiertos por el seguro de comercio multirriesgo que también incluye daños por agua, fenómenos naturales o roturas de cristales entre otros riesgos. 

Al tiempo que inviertes en el seguro recuerda invertir también invertir en el cuidado y mantenimiento de los equipos para evitar incidentes de este tipo. Te recomendamos: 

  • Formar al personal sobre cómo usar el equipo correctamente
  • Limpiar y realizar el mantenimiento preventivo regularmente como cambiar los filtros de la campana
  • Realizar las reparaciones necesarias lo antes posible para evitar que el problema se agrave
  • Instalar una ventilación adecuada para maximizar el flujo de aire y reducir el calor excesivo
  • Reemplazar equipos cuando sea necesario

4. Accidentes de tus empleados

Las quejas y reclamaciones en restaurantes también pueden venir de tus empleados por multitud de incidentes a los que están expuestos: cortes, caídas, quemaduras… Una vez más, frente a este tipo de reclamaciones puedes actuar desde la prevención siguiendo consejos como:

  • Usar recipientes resistentes al calor 
  • Despejar pasillos y lugares de paso entre la cocina y las mesas
  • Cuidar que los camareros no carguen demasiado para prevenir derrames y caídas
  • Proporcionar equipos de seguridad como guantes, delantales o protectores contra salpicaduras
  • Formar a los empleados sobre la mejor manera de manipular el equipo de cocina, cuchillos y demás utensilios
  • Rotar las tareas para ayudar a prevenir lesiones por acciones repetitivas como picar alimentos

Y por supuesto contratando un seguro con la cobertura de responsabilidad civil patronal frente a posibles reclamaciones de tus empleados por este tipo de accidentes en el lugar de trabajo. Ten en cuenta también que el seguro de accidentes de convenio es obligatorio para cubrir a los trabajadores de hostelería. 

¿Qué seguro necesita mi restaurante?
¿Necesitas un seguro a medida, ágil y fácil de contratar?

5. Daños por incendios

La probabilidad de que se inicie un fuego en la cocina de tu restaurante y que además se propague con facilidad debido a la acumulación de grasa o la proximidad de materiales inflamables es alta. 

Es importante que tengas correctamente almacenado todo el material, que evites cables sueltos que puedan iniciar un fuego y sobre todo que actúes rápido en caso de incendio para evitar que los daños sean mayores y las pérdidas más altas. Sobre todo si llegan al nivel de tener que cerrar el restaurante para reparar daños con las consecuencias económicas que tiene para ti y tu familia interrumpir la actividad de tu negocio. 

Para prevenir incendios en restaurantes y minimizar daños cuando ocurren te aconsejamos:

  • Mantener limpios y ordenados equipo, instalaciones, sistemas de ventilación y cocina para evitar la acumulación de grasa y material inflamable
  • Formar al equipo en el uso de hornos y freidoras y aportar medios para la prevención de incendios 
  • Instalar y mantener detectores de humo, alarmas y sistemas de extinción de incendios que faciliten una rápida intervención 
  • Tener preparado un plan de evacuación para evitar daños personales a empleados y clientes con la señalización correcta de salidas de emergencia y escaleras de incendios además de los pasillos despejados e iluminación suficiente

Y si aún así se produce un fuego en la cocina de tu restaurante y provoca daños al local, debes contratar un seguro multirriesgo para restaurantes que cubra daños al local y también reclamaciones de responsabilidad civil por daños a propiedades de tus clientes o terceros que suelen estar valoradas en miles de euros.

Como ves, la mejor protección para tu restaurante es una combinación entre prevención y protección. Si tienes dudas sobre qué seguro contratar, en SingularCover te asesoramos a medida. Puedes calcular tú mismo el precio de tu seguro para restaurantes online o llamarnos al 910 780 404. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

¿Qué seguro necesita mi restaurante?
¿Necesitas un seguro a medida, ágil y fácil de contratar?

Real Stories

Las historias reales de 3 Autónomos Extraordinarios

Ver las historias

Descubre todos los seguros de SingularCover

No te queda claro qué protección necesitas? ¡Estos artículos te pueden ayudar!

Protege tu negocio

Con el seguro de Responsabilidad Civil estarás cubierto ante daños a bienes o terceras personas mientras trabajas.

Saber más

Protege tu local

El seguro de comercio multirriesgo cubre daños en tu local y en todo lo que guardas dentro.

Saber más
No te queda claro qué protección necesitas? ¡Estos artículos te pueden ayudar!
¡Listo! ya está enviado
Puedes ver la guía en tu mail o descargarla
Descargar
Se ha producido un error al enviar el formulario.