Suscríbete para estar al día de toda la información

¿Qué necesitas saber sobre el seguro para tu negocio?

Publicado el
30/5/2019
Última modificación el
27/4/2021

Seguros. Todo el mundo tiene una vaga idea sobre este producto. Nos solemos quedar con lo básico y pensamos en un seguro como un contrato que nos protege en caso de accidentes e imprevistos. Más allá de eso, para los que no han necesitado uno hasta la fecha, se conocen pocos detalles más. El sector asegurador se suele asociar a trámites enrevesados, farragosos, tediosos.... Por eso hay quienes que no quieren ni oír hablar del tema siempre y cuando no lo necesiten, claro.

Sin embargo, déjame decirte que tener un seguro para tu negocio se ha convertido en algo indispensable (en muchos casos hasta obligatorio y exigido por ley). De ahí que sea tan importante que como Autónomo o dueño de una Pyme conozcas al menos los aspectos básicos que definen a los seguros para negocios. Vamos a verlos.

¿Qué es una póliza de seguro?

Básicamente, una póliza de seguro es un contrato entre tú (como dueño del negocio) y la compañía aseguradora. Un contrato en el que la seguradora se compromete a cubrir económicamente los gastos derivados de cualquier tipo de accidente que se contemple en este mismo contrato. Este es un detalle muy importante que debes tener en cuenta: todo lo que no se refleje en este contrato, no estará cubierto por tu seguro. De ahí que debas revisar muy bien qué coberturas contratar en función de los riesgos a los que se enfrenta tu negocio. No es lo mismo proteger una peluquería que asegurar una oficina.

Los seguros de negocio incluyen servicios importantes para tu actividad como la asistencia en urgencias y la defensa jurídica.

Una póliza de seguro ofrece servicios de gran valor añadido además de los que contrates estrictamente como coberturas específicas para tu actividad profesional. Hablamos, entre otros, de la asistencia en caso de emergencias (de fontanería, cerrajería o reparación) y la defensa jurídica frente a reclamaciones de terceros e incluso con los servicios de un abogado garantizados sin coste en caso de que los necesites. En la documentación que te entregan cuando firmas el contrato de tu seguro podrás encontrar todos estos servicios detallados.

¿Cuándo caduca el seguro de mi negocio?

Habitualmente las pólizas de seguro para negocios tienen una vigencia de 12 meses naturales desde su contratación, aunque también existen algunas pólizas temporales y sin permanencia pensadas sobre todo para actividades estacionales como puede ser la de un socorrista que solo trabaja durante la temporada de playa en verano o enfocadas a obras concretas con fecha de inicio y de fin como la de un albañil.

Los seguros para negocios suelen tener una vigencia de 12 meses naturales desde su contratación, aunque existen algunas modalidades más flexibles.

Si el tuyo también es un caso especial y necesitas contratar un seguro con una caducidad diferente a los 12 meses, puedes ponerte en contacto con nuestros asesores especializados de SingularCover en el teléfono 910 780 404.

Además de cerciorarte de que la póliza que contrates sea la idónea para tu tipo de negocio, es importante que también tengas presente que la renovación de los seguros es automática. Si no quieres continuar con tu contrato activo otro año más, deberás informar de ello a tu compañía aseguradora al menos un mes antes de su vencimiento.

¿Puedo cancelar mi seguro antes de que venza?

Al ser anuales, por norma general ninguna aseguradora permite cancelar la póliza de seguro hasta que llegue la fecha de su vencimiento. Sin embargo, al contratar tu seguro con SingularCover, te guardamos el presupuesto y cualquier descuento que tengamos en vigor en ese momento. Además, para ti será facilísimo: simplemente necesitaremos que nos lo notifiques y nosotros nos encargaremos del resto.

¿Qué compromisos tienen aseguradora y asegurado al firmar un seguro de negocio?

Muy sencillo:

  • La aseguradora se compromete a cubrirte el daño o indemnizarte, con la cantidad acordada y reflejada en el contrato, en caso de un siniestro contemplado en la póliza (un accidente imprevisto, fortuito y sin mala fe por parte del asegurado).
  • Como asegurado adquieres el compromiso de pagar la totalidad de la póliza (ya sea en un único pago o en plazos fraccionados). Además, en caso de siniestro, si éste ha sucedido en un local, independientemente de que seas el dueño o estés de alquiler, adquieres el compromiso de facilitar a la aseguradora la información completa, detallada y fiel a la verdad sobre el siniestro. Así como los datos sobre las causas que lo han originado y de la actuación que se ha tenido durante el proceso.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de contratar un seguro?

Finalmente, es importante que sepas que a la hora de elegir una póliza de seguro para tu negocio, las opciones son prácticamente infinitas. En el mercado existe una gran variedad de aseguradoras que ofrecen pólizas de todo tipo. Sin embargo, la pregunta que siempre tienes que hacerte es: ¿Cuál de todos estos seguros se adapta mejor a mi negocio?

Cada negocio tiene sus riesgos y por eso debes cerciorarte de contratar el seguro que mejor se adapte a tus necesidades. Con las coberturas justas. Ni más, ni menos. Y sobre todo buscar opciones que sean flexibles, transparentes y que cubran todos los riesgos potenciales que tu negocio pueda tener. Porque estar bien protegido no significa pagar más, sino mejor.

Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.