Suscríbete para estar al día de toda la información

Enfermedad y accidentes: qué cubre un seguro de baja laboral para autónomos

Publicado el
24/11/2020
Última modificación el
16/12/2020

Enfermedades y accidentes. Estas son las contingencias que cubre un seguro de baja laboral para autónomos o también llamado seguro de incapacidad laboral temporal (ILT). Te garantiza una prestación económica en caso de que una incapacidad laboral temporal total, sea del tipo que sea, te impida realizar tu trabajo habitual.

Si te estás preguntando qué seguro cubre la baja por enfermedad común, sigue leyendo porque esta póliza garantiza indemnización en caso de enfermedades y accidentes tanto directamente relacionados con tu actividad profesional como totalmente ajenos. El accidente estará cubierto incluso si se ha producido fuera de España ya que el de baja laboral, a diferencia de otros, es un seguro de cobertura mundial. Llevado a la práctica, esto quiere decir que si te has roto un tobillo haciendo turismo en una ciudad extranjera y te ves obligado a cogerte la baja tu seguro te pagará una indemnización diaria.

Vamos a repasar las coberturas de un seguro por baja laboral paso a paso.

¿Para qué sirve un seguro de baja laboral?

Hablando de las enfermedades que están cubiertas por un seguro de baja laboral, aunque depende de cada seguro y de las coberturas concretas que decidas contratar, los más completos cubren patologías de todo tipo, salvo algunas excepciones que veremos al final de este artículo. Por citar algunos ejemplos hablamos de patologías de espalda, visuales, auditivas y dentales siempre que no sean preexistentes a la contratación del seguro. También estarás cubierto por el seguro si tienes que cogerte la baja por gripe, neumonía, lesiones musculares o esqueléticas, fracturas, fisuras o neoplasias.

Este seguro cubre la baja por incapacidad temporal por enfermedad común como una gripe o una lesión muscular.

Están cubiertos también otros supuestos que no se pueden considerar ni enfermedades ni tampoco accidentes como son el embarazo, el parto y el post parto, aunque en estos casos el seguro aplica una carencia de 12 meses.

Existen además seguros especiales para que estés cubierto solamente en caso de enfermedad grave. En concreto son 10 las enfermedades catalogadas como graves:

  1. Infarto de miocardio
  2. Sustitución de válvulas cardíacas
  3. Cáncer o neoplasia maligna
  4. Insuficiencia renal crónica irreversible
  5. Trasplante de órganos vitales
  6. Esclerosis múltiple
  7. Cirugía de arterias coronarias
  8. Accidentes vasculares cerebrales
  9. Parkinson
  10. Quemaduras graves de tercer grado

Este seguro de enfermedades graves es compatible con el de incapacidad temporal por accidente y está pensado para autónomos que les preocupa especialmente el riesgo de sufrir un accidente y también para aquellos a los que padecer una enfermedad común con baja de corta duración no les afecta de forma grave económicamente (debido a que tienen más empleados y su negocio puede seguir funcionando aunque ellos deban ausentarse durante unos días por ejemplo).

El seguro de enfermedades graves está especialmente pensado para los autónomos que ven sus ingresos sustancialmente reducidos en bajas de larga duración.

Y, sobre todo, está especialmente dirigido a ejecutivos de alta dirección o profesionales liberales que ven reducidos sustancialmente sus ingresos en caso de baja de larga duración (si se les diagnostica un cáncer o cualquier otra enfermedad grave). Una situación que les haría plantearse incluso la opción de contratar a alguien que les sustituya en sus funciones para garantizar la viabilidad del negocio.

seguro enfermedad y accidentes autonomos

Todos estos profesionales por cuenta propia tendrán garantizada una indemnización diaria siempre que alguna de estas 10 enfermedades graves se le haya diagnosticado de forma definitiva por primera vez. Además, es un seguro al que no se le aplica franquicia, pero que tiene una carencia de 2 meses para la cobertura de enfermedad grave. Contempla prestaciones de hasta 400 euros diarios por días naturales con una cobertura por proceso de hasta 365 días y la posibilidad de pedir anticipos de la indemnización final si la baja es de larga duración.

Igual que el seguro de baja laboral, el de enfermedades graves también tiene cobertura mundial y se puede contratar entre los 16 y los 60 años sin necesidad de someterse a un reconocimiento médico. Basta con cumplimentar un cuestionario de salud.

¿Qué accidentes entran en la cobertura de baja laboral para autónomos?

Igual que en el caso de las enfermedades, un seguro de baja laboral cubre todo tipo de accidentes (tanto relacionados con la actividad profesional del autónomo como los producidos en su tiempo libre). Por ejemplo, si eres un profesional de la construcción y sufres un accidente que te provoca la rotura de un brazo y te impide seguir trabajando, te corresponderá una prestación diaria de tu seguro de baja laboral.

Lo mismo si el accidente se ha producido mientras practicabas algún deporte en tu tiempo libre a menos que esa sea tu profesión. Si eres deportista profesional, los accidentes deportivos quedarán excluidos de tu póliza.

¿Qué enfermedades y accidentes quedan excluidos del seguro de baja laboral?

Aunque para contratar un seguro de baja laboral el autónomo no tiene que someterse a un reconocimiento médico, sí debe responder a un cuestionario o declaración de salud en el que está obligado a informar de dolencias o lesiones que sufre o ha padecido recientemente. Es lo que se conoce como preexistencias. Quedarán, por tanto, excluidas del seguro de baja laboral aquellas lesiones y alteraciones de salud (crónicas o no) anteriores a la fecha de emisión de la póliza. Enfermedades que deben constar en esa declaración de salud obligatoria para contratar el seguro.

Las preexistencias anteriores a la contratación de la póliza quedan excluidas de las coberturas del seguro de baja laboral para Autónomos.

A los servicios médicos y quirúrgicos por parte del asegurador y el pago de los gastos de asistencia médica y farmacéutica no les corresponde la prestación del seguro así como tampoco se pagaría indemnización en caso de aborto o cualquier alteración en el estado de salud durante la baja laboral por descanso de maternidad (un lumbago por ejemplo).

Las enfermedades y trastornos mentales y de comportamiento como depresión o ansiedad que no requieran de hospitalización tampoco están cubiertas por el seguro de baja laboral. Sin embargo, sí que existen coberturas para enfermedades debidas a trastornos mentales y psiquiátricos que requieran hospitalización psiquiátrica hasta 90 días.

seguro medico autonomos

Tampoco se cubre el SIDA o enfermedades causadas por VIH, fibromialgia y síndrome de fatiga crónica así como las alteraciones de salud causadas por guerra civil o internacional, las derivadas de energía atómica o nuclear salvo que sean secuelas de un tratamiento médico, las epidemias oficialmente declaradas (aunque en el caso del coronavirus hay excepciones como veremos a continuación) y todos los riesgos declarados oficialmente como catastróficos.

Por último, quedan excluidas de los seguros de baja laboral las enfermedades o accidentes causados por la ingesta de bebidas alcohólicas, la toxicomanía y el intento de suicidio como también lo están las alteraciones de salud que hayan sido provocadas por intervenciones médicas o tratamientos voluntarios a los que se haya sometido el asegurado por motivos distintos a una enfermedad o un accidente.

¿Las bajas por COVID-19 están cubiertas por el seguro?

La pandemia que vivimos ha obligado al sector asegurador a adaptarse a una realidad totalmente nueva. De hecho, algunas aseguradoras ya cubren la enfermedad provocada por el coronavirus en la póliza de baja laboral siempre y cuando esté debidamente diagnosticada mediante prueba positiva. Eso sí, en este caso, la cobertura está limitada a 15 días de prestación y no es de efecto inmediato, sino a partir de los 30 días (si necesitas más información, puedes dejarnos tus datos aquí).

Si has dado positivo en COVID-19 y no puedes acudir a trabajar, el seguro de baja laboral incluye hasta 15 días de indemnización.

En este caso estarán excluidas del seguro las alteraciones de salud provocadas por COVID19 que se hayan originado antes de contratar la póliza o si se trata de una recaída en síntomas que el asegurado ya había tenido previamente.

Además también hay seguros de hospitalización por COVID19 para que los autónomos puedan garantizar sus ingresos en caso de tener que ingresar en un centro sanitario. En este caso hablamos de coberturas en dos niveles:

  • Prestaciones de hasta 100€ por cada día de ingreso a partir de 48 horas y hasta un máximo de 10 días
  • Prestaciones de 100€ por cada día de ingreso en UCI durante un plazo de entre 48 horas y 30 días como máximo

Ambas prestaciones son acumulativas en los días que coincidan de manera que si el paciente ingresa en UCI durante los primeros 10 días de hospitalización, se suman las prestaciones en los días de coincidencia. Es decir, si ha ingresado en UCI al tercer día de hospitalización cobraría 200€ de su seguro por los dos primeros días más 200 euros diarios hasta el décimo día y, a partir de ahí, la prestación de 100€/día por ingreso en UCI.

En el caso del seguro de hospitalización por COVID, aunque no requiere de reconocimiento médico previo a su contratación ni tampoco cumplimentar el cuestionario de salud, sí debe estar vinculado a una póliza de baja laboral. Es además de cobertura mundial y se aplica una carencia de 15 días después de haberlo contratado. De este seguro quedan excluidas, eso sí, las alteraciones de salud por procesos distintos a la enfermedad de COVID19 y también las motivadas por COVID19, pero que hayan surgido antes de la entrada en vigor de la póliza o durante su período de carencia.

Algunas profesiones excluidas del seguro de baja laboral

Al igual que los accidentes que puedan sufrir los deportistas profesionales mientras ejercen su profesión, como ya hemos visto, también quedan excluidas de este seguro otras actividades deportivas como instructores de submarinismo, monitor de deportes o profesor de educación física y danza, guía de montaña, piloto de carreras, socorrista y actividades de circo.

baja laboral autonomos

Otras profesiones de cierto riesgo como adiestradores de perros, bomberos, canteros, mineros, feriantes, venta ambulante, funcionarios y conductores de ambulancia tampoco están cubiertas así como quienes trabajen en los cuerpos de seguridad del Estado, militares, jueces, magistrados y fiscales.

Finalmente las profesiones relacionadas con el clero, alcaldes, alguaciles, empleados del hogar, de Renfe, estudiantes o vendedores de la ONCE también quedan fuera de estas coberturas.

Si tienes dudas, sobre tu caso concreto, siempre puedes llamarnos al 910 780 404.

Seguro de baja laboral coberturas adicionales: hospitalización

Además de las coberturas de hospitalización por COVID-19, en caso de ingreso hospitalario por un motivo distinto, existen garantías dentro del seguro de baja laboral de hasta 365 días y 300€ de indemnización diaria por ingreso de un mínimo de 24 horas por enfermedad o accidente.

En todos los casos, con los seguros de baja laboral, hablamos siempre de indemnizaciones por días naturales (fin de semana incluido) y coberturas por proceso de hasta 365 días o 545 como máximo (para bajas de mayor duración, el caso tendría que pasar por un tribunal médico). Lo habitual es que en bajas de corta duración se ingrese la indemnización completa en un único plazo, mientras que el asegurado puede solicitar anticipos de la indemnización final si su baja es de larga duración. Al fin y al cabo, la finalidad de esta prestación es poder mantener su nivel de ingresos justo en el momento en el que más lo necesitan.

Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

¡Hecho! A partir de ahora no te perderás nada importante para tu día a día como Autónomo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.