Suscríbete para estar al día de toda la información

Las multas COVID por abrir tu negocio siendo positivo llegan hasta los 600.000 euros

Publicado el
9/8/2021
Última modificación el
9/8/2021

Como Autónomo, las denominadas multas COVID son una de las principales consecuencias a las que te enfrentas si decides abrir tu negocio siendo positivo en coronavirus. Una consecuencia además a tener muy en cuenta dado que, no cerrar el negocio y guardar la correspondiente cuarentena, representa un delito grave contra la salud pública castigado con sanciones que pueden llegar hasta los 600.000 euros en el caso de las infracciones muy graves.

Las consecuencias de abrir tu negocio siendo positivo en COVID-19

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales es la encargada de regular los peligros en el trabajo de los negocios de los Autónomos. Sin embargo, aunque se trate también de un riesgo laboral, desde el estallido de la pandemia todo lo relacionado con el coronavirus depende de la Ley General de Salud Pública 33/2011. Esto se debe a que es un daño que no solo afecta a la actividad laboral de millones de Autónomos sino al conjunto de la sociedad. 

Independientemente de si eres tú como responsable del negocio o cualquier trabajador que tengas en plantilla quien ha dado positivo en una prueba diagnóstica, siguiendo lo que dice la ley tienes la obligación de cerrar tu negocio y cesar tu actividad temporalmente para respetar la cuarentena. Lo mismo ocurre si quien ha dado positivo es un contacto estrecho: debes cerrar y cumplir el período de confinamiento establecido.

Tanto si tú o alguno de tus empleados habéis dado positivo en COVID como si habéis tenido un contacto estrecho, deberás cerrar y guardar cuarentena.

No hacerlo implica sanciones de cuantía variable dependiendo del dolo que haya provocado la infracción. Por ejemplo, no se le impone la misma multa al trabajador que ha abierto el negocio y ha contagiado a varias personas, que al que no ha contagiado a nadie. 

En general, abrir tu negocio con algún positivo en COVID cercano implica entre 3.000 y hasta 600.000 euros de multa. Al tratarse de un delito tipificado contra la salud pública, la legislación incluso contempla la posibilidad de cerrarte el negocio hasta por 5 años, aunque este caso no suele ser muy habitual. 

Dependiendo de la gravedad del caso, existen hasta tres rangos diferentes de sanción:

  • Infracciones Leves: por ejemplo si a un trabajador le comunican que ha sido positivo en COVID-19 o que tiene un contacto estrecho contagiado y en lugar de irse inmediatamente a casa espera a la hora del cierre del negocio se enfrentará a sanciones de hasta 3.000 euros. 
  • Infracciones Graves: La multa alcanzará como máximo los 60.000 euros.
  • Muy grave: Se podrá imponer una sanción que alcance los 600.000 euros.

Tanto en el caso de las infracciones graves como en el de las muy graves se darán cuando el trabajador, a sabiendas que es positivo en COVID-19, decide acudir a su puesto de trabajo sin respetar la obligación de confinamiento. El importe final a pagar dependerá de la relación causa-efecto. De hecho, también puede darse el caso de que el trabajador no sepa que es positivo y, por tanto, no se enfrente a ningún tipo de multa o sanción.

Si decides abrir el negocio a sabiendas de ser positivo en COVID, puedes enfrentarte a multas de hasta 600.000 euros.

Multas impuestas por COVID a tener en cuenta

Antes de correr el riesgo de abrir tu negocio aún teniendo algún contagiado cercano, piensa que ya hay varias empresas en España sancionadas por este tema. Ten en cuenta también que además de saltarse el protocolo de no abrir el negocio en caso de tener positivos en plantilla, tampoco está permitido despedir a trabajadores que hayan dado positivo en COVID-19.

En concreto, una empresa de Logroño fue sancionada con una multa de 10.000 euros por despedir a cuatro trabajadores después de someter a la plantilla a diferentes test PCR. Este tipo de casuísticas, junto con distintos tipos de fraude en los ERTEs, son los principales casos con los que ha tenido que lidiar Inspección del Trabajo a raíz de la pandemia.

seguros autonomos coronavirus

Como conclusión, aunque es comprensible tener la tentación de abrir el negocio después de haber sufrido ya enormemente las consecuencias económicas de los cierres impuestos como parte de las medidas preventivas para frenar el avance del virus, debes tomarte muy en serio las multas COVID. Las sanciones económicas representan un desembolso todavía mayor que los beneficios que dejas de generar al tener el negocio cerrado.

Recuerda también que, existen seguros de baja laboral con cobertura COVID e indemnizaciones especiales en caso de hospitalización de hasta 30 días. No pongas el futuro de tu negocio en riesgo y la salud pública en peligro. Si tienes alguna duda, nuestro equipo de asesores especializados estará encantado de ayudarte. Puedes encontrarles en el teléfono 910 780 404.

Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

¡Hecho! A partir de ahora no te perderás nada importante para tu día a día como Autónomo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.