Suscríbete para estar al día de toda la información

¿Qué es un infraseguro y cómo calcularlo?

Publicado el
23/9/2021
Última modificación el
23/9/2021

Muchas Pymes y Autónomos se han visto en la situación de pagar religiosamente su seguro de comercio multirriesgo y, en el momento de producirse un siniestro y tener que dar parte a la aseguradora, encontrarse con que la indemnización que reciben es inferior al valor de los daños.

Esto se debe en cantidad de ocasiones a una situación de infraseguro en la que la suma asegurada es inferior al valor real de los bienes. En este caso se produce una descompensación que provoca que el seguro contratado sea insuficiente para cubrir el siniestro. 

En la práctica la Pyme o Autónomo ha estado pagando menos por su seguro, pero esta falsa sensación de ahorro implica tener que pagar mucho más cuando ocurre un siniestro, que es el verdadero motivo por el que han contratado el seguro.  

Aunque parezca mentira, las situaciones de infraseguro o sobreseguro son más comunes de lo que parece. Por eso, en este post vamos a darte las claves para detectarlo y evitarte “infra o sobre sustos”...

Claves para saber si has contratado un infraseguro

El infraseguro se da cuando aseguras algún bien material (tu local, oficina, restaurante, taller, etc.) por un valor inferior al que tiene en realidad. En estos casos, la póliza o el contrato será ineficaz a todas luces porque, aunque pagues menos, es una falsa sensación de ahorro que no sale rentable cuando ocurren los daños y recibes una indemnización inferior a lo esperado y claramente insuficiente para repararlos.

Como se suele decir: lo barato sale caro. 

El supuesto ahorro en la prima de la póliza no sale rentable cuando se producen los daños, que es el verdadero motivo por el que contratas el seguro.

Cómo calcular el porcentaje de un infraseguro

Cuando se da esta situación de infraseguro y el capital asegurado es inferior al valor real de los bienes, las aseguradoras aplican lo que llaman regla proporcional o regla de equidad para calcular la indemnización. 

La regla de proporcionalidad es la fórmula que permite a la compañía de seguros pagar a prorrata respetando la proporción entre el valor asegurado en la póliza y el valor real del bien. Se calcula de esta manera: 

Es decir, el capital que hayas asegurado en tu contrato de seguro se multiplica por el importe de los daños producidos y el resultado de esa operación se divide por el valor real que tienen los bienes asegurados. 

En una situación de infraseguro, la regla proporcional permite reducir el límite máximo de indemnización de un siniestro para adecuarla proporcionalmente al precio pagado por la cobertura de la póliza. Lógico teniendo en cuenta que si la aseguradora hubiese conocido el valor real del bien en cuestión, habría cobrado un precio diferente por asumir el riesgo de protegerlo. Esta rebaja a la hora de pagar la indemnización pretende compensar la diferencia entre la prima pagada y la que realmente se debió pagar.

Veamos un caso concreto. 

Ejemplo de infraseguro

Imagínate que el valor real del bien que quieres asegurar son 3.000 euros, pero lo habías asegurado por 1.500. En este caso estamos hablando de un infraseguro del 50%. Esto significa que, en caso de un siniestro valorado por ejemplo en 2.000 euros, la compañía de seguros aplicará la regla de proporcionalidad y responderá únicamente por lo que habías asegurado. En este caso el 50%. 

Traducido sería: 1.500€ asegurados x2.000€ en daños /3.000€ de valor real= 1.000€de indemnización. Al final, te ahorras 1.500 euros de prima de seguro, pero te gastas 2.000 cuando ocurre un imprevisto y tienes que pagarlo de tu bolsillo. ¿Te compensa?

Consejos para no caer en el infraseguro

Si la respuesta a la pregunta anterior es que no te compensa esta situación de infraseguro, vamos a ver cómo puedes evitarla.

Lo primero es facilitar a tu compañía aseguradora la información detallada sobre tu local, comercio, oficina, etc. y, sobre todo, valorar adecuadamente todo el contenido, materiales y equipos que quieres proteger con la póliza. Es importante que además actualices estos datos cuando corresponda (al cabo de un año, si haces una reforma, si compras nuevo material, etc.) para asegurarte siempre de que estás protegiendo su valor real.

La clave para evitar un infraseguro es hacer una correcta valoración de los capitales asegurados. 

Una vez hecho esto, cuando vayas a contratar tu seguro de comercio o multirriesgo, nuestra recomendación para evitar problemas de infraaseguro es que:

  1. Te cerciores de contratar un seguro personalizado con las coberturas que realmente necesita tu negocio. Ni más, ni menos.
  2. Te dejes asesorar por un especialista en seguros que conozca los riesgos de tu sector y te recomiende las coberturas más adecuadas.
  3. Respondas con sinceridad a todas las preguntas que te harán antes de darte un presupuesto a medida. 
  4. Hagas una lista o inventario con todas las pertenencias, equipos y objetos de valor que tengas en tu local para poder hacer una estimación de su valor y revisarla cada año de manera más sencilla

Haciendo clic en la imagen de abajo puedes calcular un precio para tu seguro de Autónomos a medida sin ningún compromiso. ¡Comprueba si estás debidamente asegurado!

calcular precio seguro autonomos

Ten en cuenta que, para no caer en el infraseguro, tan importante es hacer una correcta valoración del contenido de tu local como del continente o características del inmueble: metros cuadrados construidos, zonas comunes y no comunes, número de estancias, valor catastral del inmueble, su situación dentro o fuera de zona urbana, reformas y remodelaciones realizadas…

En definitiva, no se trata tanto de lo que pagas mes a mes por tu seguro (que también), sino de que lo importante es calcular muy bien la indemnización que te correspondería con tu póliza en caso de siniestro y comprobar que no sea inferior al valor real de ese incidente. Sobre todo si tienes una Pyme de cierto tamaño porque entonces el riesgo será mayor y, en consecuencia, los siniestros también serán más caros.

Lo mismo ocurre con la situación de sobreseguro, que sería el caso contrario de que el valor asegurado es mayor que el valor real de los bienes. Las aseguradoras se niegan a pagar cantidades que exceden el valor real del bien porque el seguro no puede ser un instrumento para el enriquecimiento del asegurado en ningún caso, y menos cuando se ha hecho con la intención de defraudar a la compañía de seguros. Tratar de defraudar a una aseguradora es susceptible de constituir un delito de estafa castigado con multas económicas o penas de hasta 3 años de cárcel en función de la envergadura del engaño.

En SingularCover creemos que estar bien protegido no significa pagar más, sino mejor. Por eso somos especialistas en seguros a medida para Pymes y Autónomos con coberturas únicas para cada negocio.

Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

¡Hecho! A partir de ahora no te perderás nada importante para tu día a día como Autónomo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.