Suscríbete para estar al día de toda la información

¿Cuánto pagan las Pymes de impuestos en España?

Publicado el
22/10/2021
Última modificación el
22/10/2021

Uno de los principales movimientos a incluir en el plan de contabilidad del negocio de Pymes y Autónomos son sus obligaciones fiscales. Solo así podrán crear oportunidades de beneficio reales optimizando recursos sin contar con un dinero que en realidad se acabará yendo en impuestos. 

Ya sabes que la fiscalidad en España varía en función del tamaño de la empresa y de dónde esté su sede fiscal o social, pero aún así existen unos impuestos genéricos y comunes para todas las empresas independientemente del territorio en el que estén asentadas. 

Vamos a repasar los principales impuestos de las Pymes en España. 

¿Necesitas crear facturas? [Descarga nuestra plantilla gratis]

Qué impuestos pagan las Pymes cada año en España

Los principales que debes tener en cuenta como responsable de una Pyme para para evitar posibles sanciones de la Administración Tributaria son: 

  • El Impuesto de Sociedades (IS)
  • El Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE)
  • El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

1. El Impuesto de Sociedades 

El Impuesto de Sociedades es el tipo fiscal que grava la renta de las sociedades y entidades jurídicas. Sería algo similar al IRPF, pero llevado al ámbito empresarial.

Representa la mayor carga tributaria para las empresas en España y lo deben pagar todas las Pymes en general, aunque su cuantía puede variar. El tipo general del Impuesto de Sociedades es del 25% sobre los beneficios anuales obtenidos por la empresa. Sin embargo, existen algunas reducciones para: 

  • Las entidades de nueva creación que solo pagan el 15% de Impuesto de Sociedades durante los dos primeros años
  • Las entidades sin fines lucrativos que tributan al 10% de IS
  • Las sociedades con sede en las Islas Canarias que tributan al 4%

¿Y cuándo se paga el Impuesto sobre Sociedades? 

  1. Entre el 1 y el 25 de julio se presenta el modelo 200 de declaración anual del impuesto sobre sociedades de forma obligatoria aunque la Pyme no haya desarrollado actividad empresarial o no haya obtenido ingresos gravables. 
  2. Durante los 20 primeros días de los meses de abril, octubre y diciembre se presenta el modelo 202 de pago fraccionado del impuesto sobre sociedades si la empresa ha obtenido resultados positivos en la presentación del modelo 200 del período anterior. 
El Impuesto de Sociedades con un tipo del 25% es el que representa la mayor carga tributaria para las empresas españolas.

2. El Impuesto sobre Actividades Económicas 

El Impuesto sobre Actividades Económicas es un tipo de gravamen a las actividades económicas realizadas tanto por personas físicas como jurídicas. Es decir, se aplica tanto a Autónomos como a Pymes y su cuantía varía en función de la actividad económica. 

Es el impuesto más complejo de todos, pero, a la vez, el que menos debe preocuparte si vas a fundar una Pyme. ¿El motivo? Si facturas menos de 1 millón de euros o estás en los dos primeros años de actividad de la empresa no tendrás que pagarlo. En cualquier caso, aunque la empresa esté exenta de su pago, sí que debe darse de alta en el IAE a través del modelo 036 o 037 de la Agencia Tributaria. 

3. El Impuesto sobre el Valor Añadido 

Este es un impuesto distinto a los anteriores porque repercute sobre la actividad económica de las empresas solo de manera indirecta. No es un impuesto relacionado necesariamente con la actividad empresarial, sino que se aplica de forma generalizada al consumidor final gravando el consumo de bienes y servicios. 

En las empresas podemos diferenciar dos tipos de IVA: 

  • IVA repercutido: es el impuesto que la empresa recauda cuando vende sus productos o servicios y emite facturas a sus clientes.
  • IVA soportado: es el que paga la empresa a sus proveedores. Es decir, cuando abona facturas. 

Cada empresa debe presentar y pagar el IVA a Hacienda al final de cada trimestre, aunque en algunos casos, existe la posibilidad de presentarlo de forma mensual. Lo que paga es la cantidad resultante de restar al IVA cobrado a los clientes el IVA pagado a los proveedores. En este artículo te explicamos la fórmula para calcular y deducir el IVA que todo Autónomo debe conocer. Échale un vistazo porque te resultará muy útil en tu día a día.

También debes saber que no todas las transacciones están gravadas por el mismo tipo de IVA sino que existen 3 modalidades diferentes:

  • El IVA general del 21% que se aplica a la gran mayoría de productos y servicios
  • El IVA reducido del 10% aplicable a productos y servicios básicos como alimentos o vivienda
  • El IVA superreducido del 4% en el que se contemplan productos de primera necesidad. 
  • También hay productos y servicios exentos de IVA como ciertos servicios sanitarios o la enseñanza.

Aunque hay ciertas similitudes, Pymes y Autónomos no tributan por igual. Un ejemplo claro de esta diferencia es el del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que solo se aplica a las personas físicas. Es decir, a los ciudadanos. En este artículo te explicamos con detalle cuándo pagan IRPF los Autónomos, mientras que como dueño de una Pyme debes retener este impuesto en la nómina de tus empleados. 

Por último, como adelantamos al principio, además de estos impuestos genéricos, hay otros autonómicos y locales que varían en función del territorio en el que tribute cada Pyme. Es el caso de Impuesto sobre Bienes Inmuebles, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, el canon del agua o la deposición de residuos

¿Y cuánto pagan de impuestos las Pymes españolas?

Según un informe reciente de Tributación Empresarial elaborado por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), las Pymes españolas tributan el 46,9% de sus ingresos. Es decir, pagan un 6% más de impuestos que la media de la Unión Europea, que se sitúa en el 40,9%.

Las empresas españolas pagan un 6% más de impuestos que la media de la Unión Europea.

Vamos a poner un ejemplo para entenderlo mejor. Imagina que tu Pyme factura 200.000 euros, pero que ha pagado facturas a proveedores por valor de 150.000€ y con un IVA de 31.500€.  Puesto que el IVA soportado ha sido de 42.000€ y a esto hay que restarle los 31.500€ de IVA repercutido, lo que debería pagar a Hacienda de impuesto sobre el valor añadido se queda en 10.500 €.

Ahora bien, tras hacer frente a todos los gastos derivados de su actividad, de impuestos y de nóminas, el beneficio neto es de 15.000€. El Impuesto de Sociedades para Pymes implica abonar un 25% sobre estos beneficios. Es decir, que tocaría abonar otros 3.750 euros por este concepto.

Pero esto no siempre es así. Existen maneras de deducir gastos de empresa y, por tanto, pagar menos impuestos. 

¿Cómo pagar menos impuestos como Pyme y Autónomo?

En ocasiones las sociedades acaban pagando un tipo más bajo en el Impuesto de Sociedades que el 25% por las deducciones. Entre ellas, contratar a personas menores de 30 años, las deducciones por gasto en innovación tecnológica, investigación y desarrollo. Aunque esto suelen ser opciones más al alcance de grandes empresas que de las Pymes.

También existe la posibilidad de pagar menos impuestos con la condición de pagarlos más adelante a través por ejemplo de los créditos fiscales. En estos casos se alegan motivos o circunstancias especiales como compensar pérdidas de años anteriores, hacer reestructuraciones o saneamiento de cuentas. Esto les permite no pagar el impuesto de sociedades hasta que tengan beneficios suficientes que compensen las pérdidas.

Como ves, existen muchas particularidades en cuanto a los impuestos que pagan las Pymes en España, pero lo que queda claro es que es un gasto tremendamente importante que debes contemplar sí o sí en tu plan de contabilidad. Si tienes dudas, te recomendamos que consultes con un asesor especializado y recuerda que en SingularCover somos especialistas en uno de los principales gastos que te puedes deducir en tu negocio: seguros de Responsabilidad Civil y Comercio Multirriesgo.

Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

¡Hecho! A partir de ahora no te perderás nada importante para tu día a día como Autónomo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.