Suscríbete para estar al día de toda la información

Las consecuencias de no pagar la cuota de Autónomos

Publicado el
7/7/2021
Última modificación el
7/7/2021

No pagar la cuota de Autónomos o hacer el ingreso fuera de plazo, ya sea de forma intencionada o como consecuencia de un descuido, implica una deuda con la Seguridad Social que tendrás que saldar con recargos. 

Para evitarlo, nuestro consejo es que registres este gasto fijo de todos los meses en tu plan de contabilidad básico para Autónomos. También es buena idea que tengas la cuota domiciliada en una cuenta bancaria que siempre tenga fondos suficientes. Esto te permitirá tener previsión y evitar el impago de Autónomos y sus recargos por algún descuido.

Aún así, en caso de que tengas que pagar una cuota de Autónomos atrasada, esto es lo que debes tener en cuenta. 

Recargos por no pagar la cuota de Autónomos en plazo

La Seguridad Social emite el recibo de cobro de la cuota de Autónomos el último día laborable de cada mes. Si en ese momento no tienes dinero suficiente en la cuenta corriente de la domiciliación, tendrás que hacer un ingreso fuera de plazo con un 10% de recargo siempre y cuando lo pagues durante el primer mes siguiente.

A partir del segundo mes, el recargo con los intereses de demora ya sube al 20%. Pero cuidado. Una vez que debas dos cuotas de Autónomo, la Seguridad Social podrá solicitar el embargo de tu cuenta corriente para saldar la deuda. Y si la deuda no se paga y la Seguridad Social emite un acta de liquidación el recargo aumentará hasta el 35%.

Es cierto que esto es algo que suele retrasarse más tiempo, pero la posibilidad está ahí y debes tenerla en cuenta.

El primer mes de impago de la cuota de Autónomo, la Seguridad Social aplica un recargo del 10%. A partir del segundo sube al 20%.

No pagar la cuota de Autónomos en plazo se considera una infracción muy grave hasta el punto de ser considerada delito de fraude con consecuencias penales si el impago supera la cifra de 50.001€ en cuatro años (teniendo en cuenta tanto los importes de las cuotas no ingresadas, como los recargos e intereses de demora).

¿Qué pasa si no pagas la tarifa plana de nuevos Autónomos?

En lugar de pagar la cuota mínima de 289€, la tarifa plana de nuevos Autónomos permite abonar solo 60€ para aquellos que acaban de montar su propio negocio durante los 12 primeros meses de actividad. En algunas comunidades autónomas, el plazo se alarga incluso hasta los 24 meses.

Sin embargo, el impago de la tarifa plana de Autónomos en el plazo establecido implica la pérdida automática de este beneficio con el recargo correspondiente del 10% o el 20% por pagar la cuota de Autónomo atrasada. Un recargo que además no se aplica sobre los 60€ de la tarifa plana sino sobre la cuota mínima estándar de 289€. 

Es decir, que dejar de pagar la tarifa plana de Autónomos aunque sea sólo un mes, implica perder el derecho a esta bonificación y pasar a pagar automáticamente la cuota mínima estándar con recargos por impago.

¿Qué otras consecuencias tiene el impago de Autónomos?

Si alguna vez has solicitado una ayuda o subvención para Autónomos, sabrás que uno de los requisitos fundamentales para optar a ella es no tener deudas con la Seguridad Social. Por tanto, si no pagas la cuota de Autónomos en plazo y contraes una deuda con la administración, perderás automáticamente el derecho a obtener ayudas públicas para Autónomos.

No pagar la cuota de Autónomos también implicar perder el derecho a cobrar subvenciones públicas y otras prestaciones como bajas laborales.

Además, la cuota de Autónomos está ligada a todas las prestaciones públicas a las que tienes derecho como trabajador o trabajadora. Hablamos, por ejemplo, de las coberturas por maternidad o paternidad, de las prestaciones por incapacidad laboral temporal o la pensión de jubilación para Autónomos. Por tanto, si tienes un hijo, sufres una enfermedad o accidente que te imposibilita trabajar durante un tiempo determinado, o si llega el momento de jubilarte y no tienes saldadas todas tus deudas con la Seguridad Social, no cobrarás nada a menos que hayas contratado un seguro de baja laboral o accidentes, entre otros.

seguros para autonomos

Consejos para evitar el impago de Autónomos

Por experiencia, sabemos que el impago de la cuota de Autónomos se produce principalmente en jóvenes emprendedores que todavía no tienen el rodaje deseado o un plan de pagos suficientemente definido. Por ello, el mejor consejo para evitar incurrir en esta falta es disponer de una cuenta corriente independiente para pagar la cuota de Autónomos y demás impuestos como el IVA o el IRPF. Puedes aplicar fórmulas automáticas para calcular cuánto tienes que pagar cada mes y reservar ese dinero evitando usarlo para ningún otro gasto corriente.

Y si tienes problemas de liquidez, antes de llegar al extremo de no pagar tu cuota de Autónomos, lo mejor es solicitar un aplazamiento de deuda.

Por último, si te estás preguntando cómo pagar una cuota de autónomos atrasada, tienes dos opciones:

  1. Acudir a tu oficina de la Seguridad Social para pedir la carta de pago y realizar el ingreso en el banco
  2. Evitarte el desplazamiento accediendo a la sede electrónica de la Seguridad social con tu certificado digital, firma electrónica o clave pin.

Como ves, desde el preciso momento en que pones tu negocio en marcha como Autónomo contraes una serie de obligaciones ineludibles con Hacienda y la Seguridad Social. El pago de impuestos y la cuota de Autónomos son dos de las más importantes. Tenlo siempre presente para evitar males mayores.

Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

¡Hecho! A partir de ahora no te perderás nada importante para tu día a día como Autónomo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.