Suscríbete para estar al día de toda la información

Cómo reducir riesgos en una Pyme

Publicado el
20/7/2019
Última modificación el
2/1/2020

Casi todas las empresas sufren uno o varios siniestros a lo largo de su vida. Ya sea una sobrecarga por un fallo eléctrico o un tropiezo de algún empleado o cliente que acaba en esguince, cualquier Pyme y Autónomo se enfrenta cada día a multitud de imprevistos. Por eso es tan importante contar con un seguro de responsabilidad civil que cubra los riesgos específicos que tu negocio necesita

Y además de contratar el seguro, es recomendable que te preguntes: ¿Qué puedo hacer yo para reducir el riesgo de sufrir un siniestro en mi empresa?.

Los cuatro sectores que más profesionales concentran en España son el de comercio al por menor, agricultura y ganadería, el de la construcción y el de hostelería y restauración. Y, por el tipo de actividades que desempeñan, son los que más más siniestros concentran. Los más comunes, según informes de ATA y Mutua Universal, son los esguinces y torceduras, dislocaciones y distensiones, golpes y los choques, tropiezos y caídas; ¡más de cuatro mil incidencias el último años! De cerca, les siguen los sobreesfuerzos  y los cortes, pinchazos y roces.

Por lo que respecta a los siniestros en los comercios, las reclamaciones más frecuentes son las causadas por robo (23%) y de Responsabilidad Civil (16%). Seguidas de las reclamaciones por causas climatológicas, por incendios,  daños por agua y daños eléctricos.

Los siniestros más frecuentes en las Pymes españolas son reclamaciones de Responsabilidad Civil y robos.

¿Cómo reducir las probabilidades de sufrir un siniestro en mi empresa?

Lo más importante que debes tener en cuenta para minimizar la siniestralidad en tu Pyme es lo siguiente:

  • Identifica riesgos que pueden derivar en accidentes o siniestros y estudia la forma de prevenirlos y evitarlos: instala medidas de seguridad contra robos, medidas de prevención contra incendios, etc.
  • Comprueba periódicamente el estado de tus instalaciones y material de trabajo, para detectar y prevenir posibles lesiones a causa de la rotura de estos: resbalones, quemaduras, etc. 
  • Informa y forma a tus trabajadores sobre cómo prevenir posibles siniestros; realiza formaciones sobre Prevención de Riesgos Laborales donde se les expliquen aspectos básicos de la prevención, como la forma correcta de mover peso (evitando encorvar la espalda y flexionando siempre las rodillas), etc. 
  • Asigna a cada trabajador tareas adaptadas a sus capacidades para que no realicen un sobreesfuerzo (por ejemplo,  no pongas a mover cajas a alguien que sufre problemas de espalda).
  • Incluye breves descansos a lo largo de la jornada laboral. En oficinas, sobre todo, debes asegurarte de que tus empleados tengan especial cuidado con su espalda. 
  • Asegúrate de proveer las herramientas y el equipo de protección adecuado para que tus trabajadores puedan desarrollar con seguridad su actividad profesional (guantes, mascarillas, etc.).
  • Realiza copias de seguridad de toda la información importante de la empresa, protege tu red (usando cortafuegos, regulando el uso de app…) y asegura tu negocio con una póliza de ciber protección.

Quizás hasta ahora no te habías parado a pensar qué acciones están en tus manos para que reducir la probabilidad de que se produzcan accidentes imprevistos en tu empresa, pero con nuestras sugerencias esperamos que puedas evitarte más de un disgusto. Ya verás que, tomando estas precauciones básicas, es muy fácil de prevenir.

No dejes que nada frene tu negocio e invierte en tranquilidad con un seguro a medida. En SingularCover podemos ayudarte a que tengas las espaldas bien cubiertas. Hagamos juntos que tu negocio crezca lo máximo posible. 

Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

¡Hecho! A partir de ahora no te perderás nada importante para tu día a día como Autónomo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.