Cómo gestionar reclamaciones con el seguro de peluqueríaCómo gestionar reclamaciones con el seguro de peluquería
Seguros

Cómo evitar estas 5 quejas con tu seguro de peluquería

Si estás pensando en abrir una peluquería, o incluso si ya la tienes montada, tendrás que familiarizarte con la gestión de conflictos y reclamaciones. Tu objetivo, además de ganar clientes, es no perder los que ya tienes y eso pasa por esforzarte en la calidad del servicio y por adelantarte a los imprevistos con un seguro que proteja la inversión que has destinado a montar el negocio. 

Una reclamación a una peluquería por Responsabilidad Civil o cualquier accidente con consecuencias materiales en tu local pueden llevar el negocio a la quiebra si no has contratado el seguro adecuado. Para evitarlo, te explicamos qué hacer cuando un cliente se queja en una peluquería. 

Veamos las 5 quejas más comunes de este tipo de negocios y cómo puedes usar tu póliza de seguro para resolverlas. 

¿Cómo proteger mi peluquería?
¿Necesitas un seguro a medida, ágil y fácil de contratar?

1. Daños por agua

Es habitual que en los centros de estética y belleza se produzcan filtraciones de agua. En cualquier momento puede haber un error humano, una pequeña fisura en el lavacabezas o una tubería que se rompe.

Los daños por agua son la reclamación más típica en peluquerías y la tienes cubierta con un seguro de comercio.

De hecho, los daños por agua son el siniestro más básico y típico para casi todo tipo de locales. Incluidas, por supuesto, las peluquerías. Si esto pasa en tu negocio y la comunidad de vecinos o los propietarios de edificios colindantes deciden presentar una reclamación de daños por agua, el seguro de comercio multirriesgo para peluquerías es tu salvación. Incluso puedes recurrir a él si quien reclama es el propietario de tu local en caso de que lo tengas alquilado. 

En estas situaciones en las que te piden la hoja de reclamación de tu peluquería, lo primero que tienes que hacer es escuchar con atención la queja, ofrecer disculpas, prometer una solución e inmediatamente dar parte a tu seguro. Ellos se encargarán de todas las gestiones para resolver el problema y evitar más quejas de los clientes. 

2. Daños eléctricos

Los daños eléctricos son el segundo siniestro más típico en peluquerías después de los derivados del agua. Por eso es una de las coberturas básicas del seguro para peluquerías que te resultará útil en caso de que una tormenta eléctrica o una subida de tensión aleatoria por parte de la compañía suministradora estropeen los aparatos que tengas enchufados y que son imprescindibles en tu día a día.

Después de un apagón, la luz suele volver con mayor intensidad y esa subida tiene muchas papeletas de dañar secadores de pelo, planchas, aparatos de aire acondicionado e incluso el motor de la puerta de entrada. Si esto pasa, tendrías que reponer los equipos y paralizar  la actividad del negocio hasta resolver el problema de la puerta.

Puede pasar incluso que no solo tú sufras las consecuencias. Un fallo eléctrico también puede dañar una propiedad de terceros como el móvil de una clienta que se estuviese cargando justo en ese momento y tú deberías asumir responsabilidades como responsable del negocio. 

En estas situaciones lo más importante es mantener la calma y tratar de buscar una solución al momento proyectando una imagen positiva del salón de belleza. Y recuerda que para gestionar el siniestro está el seguro. 

3. Accidentes con productos de belleza

En el día a día de tu peluquería manipulas cantidad de tintes, maquillajes, esmalte de uñas y otros productos de belleza que pueden ser un potencial peligro. 

Todo el mundo puede cometer errores y, con las prisas y el ansia de sacar el trabajo lo más rápido posible, puedes derramar accidentalmente alguno de estos productos sobre el abrigo o el bolso de alguna clienta. Si esto ocurre, la clienta estaría en todo su derecho de reclamar los daños e incluso contarlo en redes sociales con toda la mala publicidad que eso implica para tu centro de peluquería y estética. 

La cobertura de Responsabilidad Civil de productos te cubre si derramas un tinte sobre el bolso de una clienta.

Para este tipo de incidentes, además de las técnicas de resolución de quejas en peluquerías que ya hemos mencionado, están las coberturas de Responsabilidad Civil de productos y explotación. Estas garantías cubren daños materiales derivados de los productos que utilices y también lesiones personales del tipo reacciones alérgicas e incluso temas más graves por los que te puedan reclamar una indemnización millonaria. 

4. Accidentes de tus empleados

Es importante que no solo veles por la seguridad del local, tus clientes y la tuya propia como responsable de la peluquería. Si tienes empleados contratados también debes preocuparte de contratar el seguro de accidentes de convenio que les proteja de cualquier accidente que puedan sufrir mientras cortan, peinan, afeitan y realizan cualquier tratamiento de estética. 

Si tienes empleados, nuestra recomendación es que, además del seguro de accidentes de convenio que es obligatorio en el sector peluquerías, contrates también la cobertura de Responsabilidad Civil patronal que te protege a ti como responsable de negocio en caso de que tus empleados te reclamen lesiones alegando que no tienes la peluquería en condiciones óptimas.

¿Cómo proteger mi peluquería?
¿Necesitas un seguro a medida, ágil y fácil de contratar?

5.Caídas, resbalones y lesiones de clientes 

Por último, asegúrate de contratar también la cobertura de RC de explotación para protegerte de quejas y reclamaciones de clientes por caídas y lesiones en tu peluquería. 

Si se ha derramado algún producto en el suelo y una clienta se resbala y se rompe la cadera, te reclamará los daños. Las reclamaciones más complicadas pueden requerir la asistencia de un abogado con todos los costes que eso implica si no tienes el seguro con la cobertura de defensa jurídica. 

Como ves, ofrecer una buena atención al cliente en tu negocio pasa por hacer un buen trabajo y saber gestionar quejas y reclamaciones que puedan desembocar en mala publicidad para tu negocio o, lo que es peor, en importantes pérdidas económicas. En estos casos ofrece siempre una solución inmediata y pon el caso en manos de tu aseguradora.

Tener contratado un seguro para peluquerías te da la confianza que necesitas en tu negocio porque no tienes que preocuparte por lo que pasará si algo sale mal. Basta con que hagas tu trabajo para que todo salga bien. El seguro se ocupará del resto.

¿Cómo proteger mi peluquería?
¿Necesitas un seguro a medida, ágil y fácil de contratar?

Real Stories

Las historias reales de 3 Autónomos Extraordinarios

Ver las historias

Descubre todos los seguros de SingularCover

No te queda claro qué protección necesitas? ¡Estos artículos te pueden ayudar!

Protege tu negocio

Con el seguro de Responsabilidad Civil estarás cubierto ante daños a bienes o terceras personas mientras trabajas.

Saber más

Protege tu local

El seguro de comercio multirriesgo cubre daños en tu local y en todo lo que guardas dentro.

Saber más
No te queda claro qué protección necesitas? ¡Estos artículos te pueden ayudar!
¿Eres Autónomo o Pyme? Tenemos un seguro a medida para ti
Me interesa
¡Listo! ya está enviado
Puedes ver la guía en tu mail o descargarla
Descargar
Se ha producido un error al enviar el formulario.