Suscríbete para estar al día de toda la información

Cómo emprender un negocio online paso a paso

Publicado el
11/11/2021
Última modificación el
11/11/2021

Si piensas que Internet no es para tu negocio, que como Pyme o Autónomo ya tienes bastante con el comercio local o que montar una tienda online es caro y complicado de gestionar, entonces sigue leyendo. 

En este artículo vamos a desmontar mitos sobre cómo emprender online para que puedas vender tu producto o servicio a un público objetivo más numeroso a través de un sencillo alojamiento web. Internet te ofrece la posibilidad de multiplicar por dos, por tres e incluso por cuatro tu cartera de clientes habituales en tu radio geográfico con solo crear una página web y montar un servicio de logística básico al alcance de Pymes y Autónomos

Pero antes de ponerte a generar ingresos en la red, esto es todo lo que tienes que tener en cuenta para montar tu negocio online desde cero.

Pasos para emprender un negocio online

Lo primero para empezar tu actividad económica en Internet, en caso de que no la estés ejerciendo ya offline, es darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Para hacerlo, te recomendamos descargarte esta guía en la que detallamos con mucha más profundidad el paso a paso para emprender como Autónomo.

Cómo hacerme Autónomo paso a paso  [Descargar guía gratis]

Una vez resuelto el papeleo legal, para vender online es básico y fundamental contar con una buena conexión y conectividad a Internet además de resolver trámites comunes a cualquier negocio de cualquier ámbito como:

  1. Definir tu modelo y plan de negocio. Realizar una investigación sobre tu mercado te ayudará a identificar oportunidades, fortalezas, debilidades y amenazas para asegurar el éxito de tu futura empresa. 
  2. Hacer un estudio de mercado. Debes saber qué hace tu competencia, analizar la estrategia de otras empresas, precios, referencias… Esto te ayudará a perfeccionar tu plan de negocio y dirigirte al nicho de clientes idóneo.
  3. Escoger un nombre comercial atractivo y óptimo tanto para tus potenciales clientes como para motores de búsqueda y plataformas de publicidad online como Google Ads o Facebook Ads. 
  4. Elegir colaboradores. Es normal que no sepas diseñar ni programar en HTML o que no tengas tiempo para gestionar tu propia página web. Este sería uno de los típicos servicios a externalizar con un estudio o un freelance experto o incluso puedes optar por alguna plataforma de e-commerce con plantillas muy intuitivas como Shopify. 
  5. Montar tu estructura de envíos: que puede ser más sencillo de lo que parece en un principio si sigues estas ideas sobre logística para e-commerce al alcance de Pymes y Autónomos.
  6. Ponerte límites. Tanto en los gastos del proyecto como en el margen de mercado que te propones abarcar con tu negocio. No es lo mismo vender tus productos en tu país que hacerlo para todo el mundo. Conocer las gestiones de aduana es un factor vital de distribución internacional por ejemplo.
  7. Contratar un seguro a medida: con coberturas de responsabilidad civil de entrega de producto y trabajos incluida venta por Internet, Responsabilidad Civil para Protección de datos, por Ataque de Virus y hasta RC para local alquilado por si tienes un almacén o campamento base de operaciones para tu e-commerce. 

¿Cuánto cuesta emprender un negocio online?

Es difícil evaluar qué inversión inicial necesitas para emprender un negocio en Internet. Aunque probablemente te ahorras los gastos de alquilar un local comercial abierto al público, es probable que necesites un almacén para guardar tu mercancía y preparar los paquetes. 

En general, emprender un negocio online de tipo medio implica los siguientes gastos: 

  • Contratar un diseñador web que cree o gestione tu página de e-commerce. Aunque el coste suele variar mucho, un proveedor de servicios tecnológicos puede cobrarte entre 1.500 y 2.000 euros por una plantilla web y un diseño acorde a tu negocio sin contar los gastos de seguimiento y mantenimiento.
  • Una estrategia de marketing online para que tu cliente ideal te encuentre y piense en comprar tus productos o servicios incluyendo posicionamiento SEO en buscadores, publicidad en motores de búsqueda y en redes sociales o incluso un canal de YouTube para publicitar tu tienda. Para esto necesitas reservar un presupuesto todos los meses en función de tus necesidades. 
  • Un local o almacén donde guardar la mercancía y preparar los envíos. Aunque su precio depende mucho de la zona y sus características, la ventaja frente a un local abierto al público es que no necesitas alquilarlo en la calle más céntrica de la ciudad.
  • En cuanto al seguro, aunque el precio depende de tu facturación, tienes seguros de venta por correo e Internet en torno a los 250€ con coberturas de hasta 300.000 euros en caso de siniestro. De hecho, en SingularCover ofrecemos un seguro específico para emprendedores por solo 22€/mes (260€ al año) que te cubre Responsabilidad Civil general, RC de entrega de producto y trabajos incluida venta por Internet, Responsabilidad Civil para Protección de datos, Responsabilidad Civil por Ataque de Virus IT y hasta RC para local alquilado. Incluso puedes completarlo con la cobertura de accidentes por solo 40 euros más al año. 
Contratar un seguro para mi negocio online

Para abaratar costes siempre puedes apostar por formarte haciendo cursos online y revisar los presupuestos que te envíen tus proveedores calculando el precio por hora. Si es lo mismo que cobras tú por tus servicios sabrás que te están proponiendo un trato justo. 

Puedes encontrar seguros para la venta por Internet desde 22 euros al mes.

Cómo emprender un negocio online: aspectos legales

Una vez más los aspectos legales de un negocio online dependen mucho de tu sector de actividad y el producto o servicio que vendas. Sin embargo, los requisitos legales imprescindibles y comunes a cualquier tienda online son estos:

  • Condiciones de uso del servicio. Debes incluir un apartado en tu web donde expliques los derechos y obligaciones tanto de usuarios como de clientes para evitar riesgos jurídicos y reclamaciones.
  • Protección de Datos. Si vas a manejar ficheros con datos personales de clientes como sus nombres, mails y direcciones postales es obligatorio cumplir con la normativa europea de protección de datos incluyendo un apartado sobre política de privacidad en tu web.
  • LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información). Todos aquellos que desarrollen cualquier tipo de actividad económica en Internet están obligados a cumplir también la normativa de información y comercio electrónico. 
  • Propiedad Intelectual. Todos los contenidos que utilices en tu web ya sean textos, diseños o imágenes deben ser propios, tener autorización para publicarlos o ser libres de derechos.

Como ves, emprender un negocio online tiene una serie de trámites específicos que debes conocer antes de ponerte con el papeleo. Y sobre todo, no te olvides de contratar un seguro específico para venta por Internet que te proteja ante cualquier imprevisto.

Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

¡Hecho! A partir de ahora no te perderás nada importante para tu día a día como Autónomo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.