Suscríbete para estar al día de toda la información

Cómo elegir el nombre de tu empresa

Publicado el
21/10/2021
Última modificación el
21/10/2021

Elegir el nombre de una empresa es probablemente una de las decisiones más complicadas cuando te propones montar tu propio negocio. Para echarte un cable, a esta lista de consejos para valientes que deciden emprender que deberías revisar si estás pensando en hacerte  Autónomo o montar una Pyme, le sumamos uno nuevo: recomendaciones para escoger y registrar el nombre de la empresa en la Oficina Española de Patentes y Marcas. 

Trucos para elegir el nombre de tu empresa

El naming tiene un gran poder comercial e influye de manera decisiva en el branding y recuerdo de marca. Aunque suene demasiado a marketing de grandes corporaciones, tú también puedes aplicarlo en tu negocio como Autónomo. ¿Cómo? Siguiendo estas sencillas recomendaciones que te ayudarán a dar con un nombre comercial que suene bien y sea fácil de recordar:

Relacionar el nombre de tu empresa con tu sector de negocio puede facilitar el recuerdo de marca y reforzar la credibilidad.
  1. Fíjate en cómo suena en voz alta: lo ideal es usar entre una o dos palabras que tengan fuerza al pronunciarlas en voz alta. Es importante evitar cacofonías y pronunciaciones difíciles sobre todo si eliges un nombre en inglés o cualquier otro idioma. No arriesgues con grafías demasiado complicadas y escoge un nombre que sea fácil de pronunciar y también de escribir. El nombre de tu empresa tiene que sonar bien tanto en radio como en televisión y en el boca a boca. Cualquiera de estos medios puede traerte buena publicidad y más clientes. 
  2. Evita usar iniciales o siglas: hay marcas ultra reconocidas hoy en día como IBM, BBVA o FNAC que han apostado por sus siglas. Sin embargo, por regla general y sobre todo si estás empezando, es más fácil de recordar un nombre completo que unas letras sueltas que además pueden tener varios significados. Piensa en lo difícil que puede ser para un potencial cliente encontrar tu negocio cuando hace una búsqueda rápida en Internet usando palabras clave. 
  3. Trata de ser original y llamar la atención: para destacar en el mercado frente a tus competidores tu marca debe ser única, singular y especial. En la diferencia está el recuerdo.
  4. Relaciona el nombre de tu marca con tu sector de negocio: así conseguirás crear una asociación rápida entre tu empresa y el producto o servicio que vendes. Esto no significa que tengas que elegir un nombre racional y renunciar la creatividad, sino que busques algo reconocible hasta el punto de que tus clientes llamen al producto que vendes por el nombre de tu empresa al estilo de Kleenex o Cola-Cao. Otra idea también puede ser relacionar el nombre de tu empresa con alguna de las características del producto para trabajar el atributo de la credibilidad. 
  5. Busca nombres cortos y simples: es lo que recomiendan los expertos no solo para reforzar el recuerdo, sino también por aspectos tan prácticos como imprimirlo en una camiseta o cualquier tipo de merchandising y publicidad. 
  6. Evita los dobles sentidos: para no tener problemas con mofas, memes e incluso traducciones controvertidas a otros idiomas. De hecho, no te dejarán registrar la denominación social de tu empresa si contiene alguna palabra malsonante.
  7. Asegúrate de comprobar si tu nombre ya está registrado: antes de apostar por tu marca, comprueba que no hay otra igual ya registrada para evitar problemas legales. 
  8. Haz pruebas en Internet: para ver qué resultados de búsqueda salen para tus palabras clave, qué posibilidades tienes de aparecer en una búsqueda orgánica o de pago y comprueba también en redes sociales si tu usuario está disponible todavía. 

El nombre de tu empresa es un signo o denominación emocional y estratégico que afecta a la apreciación que los consumidores tienen de un producto y, por tanto, directamente a las ventas.

New call-to-action

Cuestiones legales para registrar el nombre de una empresa

Como te avanzábamos unas líneas más arriba, antes de registrar tu marca, debes comprobar si el nombre que has elegido está ya registrado. Para eso solo tienes que acudir al directorio de la Oficina Española de Patentes y Marcas y buscar tu denominación. 

Una vez hechas las comprobaciones, el paso a paso para registrar una marca en España es tramitar la solicitud de forma presencial u online en esta oficina y abonar las tasas correspondientes. Tu caso entrará en revisión hasta su aprobación o petición de modificaciones. Pueden pasar hasta 12 meses hasta la concesión de una marca en España cuando no es necesario aportar documentación adicional ni hay ninguna oposición al nombre que has elegido. En caso contrario, el plazo se alargaría hasta los 20 meses. 

Debes registrar tu empresa tanto en la Oficina de Patentes y Marcas como en el registro mercantil.

Por otra parte, también debes comprobar el nombre de la empresa en el registro mercantil central para poder vender sin ningún tipo de problemas legales. ¿Cómo se hace? Tramitando la documentación e incluyendo a la compañía con un código en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE), además de abonar las tasas correspondientes.

Una vez hayas registrado el nombre de tu empresa, o incluso en paralelo, no te olvides de revisar esta guía para solicitar ayudas al emprendimiento con información detallada sobre subvenciones, créditos ICO y alternativas de financiación para tu negocio. El siguiente paso será contratar un seguro a medida para tu actividad empresarial y entonces ya estarás preparado o preparada para lo realmente importante: ¡Conquistar clientes! 

Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

¡Hecho! A partir de ahora no te perderás nada importante para tu día a día como Autónomo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.