Requisitos de los seguros de baja laboral para AutónomosRequisitos de los seguros de baja laboral para Autónomos
Seguros

Condiciones para contratar un seguro de baja laboral para Autónomos

¿Eres de esos Autónomos que sigue yendo a trabajar aunque no se encuentre muy bien de salud con tal de no cogerse la baja? Sabemos que ser Autónomo cuesta y que cada día que tu negocio está cerrado son ingresos que pierdes y facturas que debes seguir pagando. Sin embargo, encontrar un seguro que te garantice tu nivel de ingresos cuando te veas obligado a coger la baja y cuidar de tu salud no debería ser complicado.

En este artículo te explicamos qué requisitos debes reunir y qué documentación te pedirán a la hora de contratar un seguro de baja laboral o ILT (incapacidad laboral temporal).

Requisitos básicos para contratar un seguro de ILT

Para contratar un seguro de baja laboral es fundamental que seas autónomo, freelance o profesional liberal y aportes la documentación necesaria que lo acredite. Para ello no hace falta rebuscar demasiado en los cajones. Basta con que presentes:

  • NIF personal o de la empresa
  • Certificado del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) o mutualidad en el caso de los profesionales liberales (médicos, abogados, arquitectos, ingenieros, etc.)
  • Cumplimentar debidamente la declaración de salud que te pedirá tu aseguradora como condición imprescindible

Si cambian tus condiciones laborales tiempo después de contratar tu seguro de baja laboral y dejas de ser Autónomo, por ejemplo, deberás comunicárselo a tu compañía aseguradora para que reformule las condiciones de tu póliza.

La declaración de salud en los seguros de baja laboral

A diferencia de otros seguros, como el de salud, para contratar un seguro de baja laboral sin carencia no es necesario pasar un reconocimiento médico previo. Antes de firmar, la aseguradora te pedirá únicamente que respondas a un cuestionario o declaración de salud en la que consten todas las dolencias, enfermedades o lesiones previas a la contratación del seguro. Las conocidas como preexistencias.

Para contratar un seguro de baja laboral no es necesario someterse a un reconocimiento médico. Basta con cumplimentar una declaración de salud.

Para eso, te hará una serie de preguntas que deberás responder de la manera más detallada posible. Son preguntas del tipo: estatura, peso, si fumas o padeces hipertensión, si has estado de baja laboral más de 15 días consecutivos y si practicas algún deporte en tu tiempo libre.

También deberás declarar si tienes alguna malformación o anomalía congénita o adquirida, trastornos del aparato digestivo, enfermedades cardíacas, respiratorias o infecciosas. En esta declaración de salud deben constar también afecciones en la espalda o columna vertebral, posibles procesos endocrinos o nutricionales, alteraciones del sistema nervioso, linfático o psiquiátrico, enfermedades renales, de la piel, oculares, si has sido sometido a alguna intervención quirúrgica, si has sufrido lesiones óseas, musculares, arteriales, o algún accidente. Datos relativos, habitualmente, a los últimos 10 años.

Preexistencias y edad, requisitos del seguro de ILT

La declaración de salud registra lo que se conoce como preexistencias. Dicho de otra manera, las enfermedades, lesiones o dolencias previas a la contratación de la póliza y que, por tanto, quedarán excluidas de tu seguro a criterio de la compañía en función de su importancia. (Aquí tienes más información sobre todas las enfermedades y accidentes que cubre un seguro de baja laboral para autónomos). Se trata de un modelo mucho más sencillo y rápido que si tienes que ir a un médico y someterte a un reconocimiento previo.

Pero antes de todos estos detalles, la aseguradora te preguntará por tu edad. Un seguro de baja laboral, aunque tiene cobertura hasta los 70 años, solo se puede contratar entre los 16 y los 65 años de edad.

Pueden contratar un seguro de ILT los profesionales que tengan entre 16 y 65 años de edad. 

Si eres Autónomo societario, también puedes contratar seguros de baja laboral a favor de tus trabajadores y deducirte la inversión como gasto derivado de la empresa. Esta póliza no solo le aportará una seguridad extra a los empleados que necesites contratar, sino que te facilitará enormemente hacer sustituciones en caso de baja laboral de alguno de ellos para que la actividad de tu empresa no se vea interrumpida.

¿Los seguros de baja laboral tienen carencia?

Dependiendo del caso y la enfermedad en concreto, la cobertura de los seguros de baja laboral puede ser inmediata o tener una carencia de unos días determinados. Por ejemplo, en el caso de la baja laboral por embarazo, parto o post parto, el seguro aplica una carencia de 12 meses. Por tanto, te cubrirá la baja laboral por embarazo cuando hayan pasado 13 meses desde la contratación del seguro. En el caso de los seguros de enfermedades graves como infarto de miocardio, cáncer, trasplante de órganos vitales o esclerosis múltiple se aplica una carencia de 2 meses para empezar a dar cobertura.

Los seguros de ILT aplican carencia para embarazo, parto y post parto así como para determinadas enfermedades graves.

¿Cómo es el proceso de comunicación y seguimiento de la baja de Autónomos?

Una vez cumplidas todas las condiciones y requisitos necesarios para contratar un seguro de baja laboral para autónomos, en caso de que sufras una enfermedad o accidente cubierto por tu póliza, deberás comunicárselo a tu aseguradora o bien por teléfono o bien por correo electrónico presentando la siguiente documentación:

  • Parte de baja concedido por la Seguridad Social o Declaración de Siniestro facilitada por la compañía aseguradora
  • Parte de intervención médica o alta hospitalaria en caso de que proceda
  • Informes médicos relativos al siniestro (pruebas diagnósticas, informes de evolución, etc.)
  • Parte de Alta de la Seguridad Social o Documento facilitado por la compañía aseguradora

La particularidad de estos seguros de baja laboral es además que el asegurado cuenta en todo momento con el acompañamiento de su compañía aseguradora que seguirá la evolución de su enfermedad o accidente regularmente hasta la concesión del alta. En el caso de la prestación pública, la Seguridad Social abona la baja laboral el último día hábil del mes.

Como has podido comprobar, contratar un seguro de baja laboral para Autónomos es algo rápido y sencillo que no requiere apenas de documentación específica. Una vez has cumplimentado debidamente la declaración de salud obligatoria y aportado la documentación necesaria, tendrás tu seguro contratado en un plazo de entre 48 y 72 horas como máximo. Un mínimo esfuerzo sobre todo si lo comparas con la protección que te ofrece justo en el momento en el que más lo necesitas.

¿Necesitas un seguro a medida, ágil y fácil de contratar?
¿Necesitas un seguro a medida, ágil y fácil de contratar?
¿Necesitas un seguro a medida, ágil y fácil de contratar?

Real Stories

Las historias reales de 3 Autónomos Extraordinarios

Ver las historias

¿Por qué SingularCover?

Descúbrenos

Especialistas en Pymes y Autónomos.

Coberturas personalizadas según tu actividad.

Tu precio en 3 pasos con pago flexible.

¡Listo! ya está enviado
Puedes ver la guía en tu mail o descargarla
Descargar
Se ha producido un error al enviar el formulario.