Suscríbete para estar al día de toda la información

Cobrar la jubilación y trabajar como Autónomo a la vez es posible

Publicado el
14/7/2021
Última modificación el
14/7/2021

Cobrar la pensión de jubilación y seguir trabajando como Autónomo al mismo tiempo es posible. De hecho, en los últimos años se han aprobado diversas normativas para incentivar esta situación con el objetivo de contribuir a la sostenibilidad del sistema de pensiones y favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad. 

Eso sí, para convertirte en un jubilado que cobra una parte de su pensión pública y a la vez sigue con su actividad laboral, tienes que cumplir una serie de requisitos. 

Es lo que se conoce como jubilación activa, una modalidad frecuente en algunos países europeos, pero relativamente reciente en España.

Plantilla para facturas ordinarias [Descargar gratis]

¿Qué es la jubilación activa?

La figura del pensionista activo se introdujo en el ordenamiento jurídico español a través del Real Decreto-Ley 5/2013, de 15 de marzo. La norma permite que los trabajadores que hayan alcanzado la edad legal de jubilación puedan combinar el cobro de una parte de su pensión pública con el trabajo por cuenta propia o ajena independientemente de que ese trabajo sea a jornada completa o parcial. 

La jubilación activa permite combinar la actividad laboral con el cobro de una parte de la pensión después de cumplir la edad legal para retirarte.

En el caso de los Autónomos societarios, la Seguridad Social no les reconoce el derecho a acceder a esta modalidad de retiro, aunque sí hay ya varias sentencias judiciales a favor de la jubilación activa también para los Autónomos societarios.

Requisitos para solicitar la jubilación activa de Autónomos en 2021

Las condiciones para poder jubilarse y seguir trabajando como Autónomo en la modalidad de jubilación activa son: 

  1. Tener la edad legal de jubilación: que en 2021 en España está fijada en los 65 años tal y como explicamos en este otro artículo sobre cuánto cobra un Autónomo al jubilarse. Por tanto, quedan excluidas las jubilaciones anticipadas.
  2. Haber cotizado el 100% de los años que corresponden para la jubilación:  sólo se permite el acceso a la jubilación activa a aquellos que hubieran cotizado los suficientes años como para poder obtener la pensión máxima. Es decir, 37 años y 3 meses cotizados en el año 2021. Un matiz importante es que se debe haber aportado el 100% de la base reguladora en el momento de solicitar el acceso a la jubilación activa y no después.
  3. Que tus ingresos anuales no superen el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que en 2021 está en los 13.300€.

Si cumples estos requisitos, para solicitar oficialmente la jubilación activa tienes que rellenar un formulario específico en la Seguridad Social y aportar la documentación específica. En caso de que vayas a trabajar por cuenta ajena, tendrás que presentar también un segundo formulario en el que la empresa indique que está conforme.  

¿Cuánto puedo cobrar con la jubilación activa?

Cuando decides jubilarte pero quieres seguir trabajando al mismo tiempo, lo más habitual es que cobres únicamente el 50% de la pensión de jubilación. Se entiende que al jubilarte activamente no dependes solo de los ingresos que te proporciona la pensión, sino que también tienes una nómina (si sigues trabajando como asalariado) o percibes los ingresos derivados de tu actividad (si continúas como Autónomo). 

Podrás cobrar el 100% de la jubilación si continúas como Autónomo y tienes un trabajador a tu cargo.

Una vez que dejes de trabajar y pases a una situación de jubilación total, entonces sí cobrarás el 100% de tu jubilación. Aunque hay una opción para compatibilizar tu actividad profesional con el 100% de tu pensión: lo podrías hacer si continúas trabajando como Autónomo y tienes al menos un trabajador a tu cargo. 

¿Debo seguir pagando las cuotas a la Seguridad Social si accedo a la jubilación activa?

Exacto. La jubilación activa no exime del pago de las cuotas sociales. Por tanto, aunque te concedan la jubilación activa, si sigues trabajando deberás continuar contribuyendo a la Seguridad Social mensualmente bien sea pagando tu cuota de Autónomos como trabajador afiliado al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), bien sea con la parte correspondiente de tu nómina en el régimen general si trabajas por cuenta ajena. 

Sin embargo, no tendrás que pagar la cuota en su totalidad, sino que tendrás una cotización reducida. Únicamente pagarás un 3,3% por las contingencias comunes y una cotización especial de solidaridad del 8%. Cotizaciones sociales que además puedes combinar con un seguro de baja laboral o un seguro de accidentes para mayor protección en caso de imprevisto.

Dejarás de tener esta obligación de pagar tus cuotas mensuales a la Seguridad Social cuando ceses en tu actividad como Autónomo o como trabajador por cuenta ajena y accedas a la jubilación de forma natural y completa. 

seguros a medida para autonomos

¿En qué otros casos puedo trabajar y cobrar la pensión a la vez?

Además de la jubilación activa, la Seguridad Social contempla otros casos especiales de jubilación compatibles con la actividad laboral:

  1. La jubilación parcial: pensada para los trabajadores que llegan a un acuerdo con su empresa para transformar su contrato en uno a tiempo parcial. De esta manera pueden reducir su jornada laboral y acceder al mismo tiempo a la jubilación de forma también parcial. Esta opción sólo está disponible para trabajadores que han cumplido la edad de jubilación. 
  2. La jubilación flexible: funciona de una forma similar a la jubilación parcial, pero en este caso no es necesario que el trabajo a tiempo parcial después de la jubilación se realice en la misma empresa en la que se estaba trabajando antes. En esta modalidad, la pensión también se reduce en la misma proporción. 

En definitiva, los Autónomos que quieran cobrar la pensión por jubilación y seguir trabajando podrán hacerlo siempre y cuando sus ingresos no superen el salario mínimo interprofesional y cumplan los requisitos de edad y años cotizados. Ten en cuenta que hasta que no dejes de trabajar no podrás cobrar el 100% de tu pensión. Aún así, la jubilación activa puede ser una buena opción si tu pensión es muy baja o si sencillamente necesitas disponer de algo más de tiempo para formar a la persona que continuará con tu negocio. 

Lo más importante es que si escoges ejercer una ocupación provisional y cobrar a la vez la pensión de jubilación, debes notificarlo a la Seguridad Social. De lo contrario, incurrirás en un delito que puede conllevar sanciones muy graves de hasta 10.000 euros con riesgo de perder la prestación de jubilación y hasta reclamaciones para devolver las prestaciones cobradas mientras ejercías dicha actividad.

New call-to-action


Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

¡Hecho! A partir de ahora no te perderás nada importante para tu día a día como Autónomo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.