Suscríbete para estar al día de toda la información

¿Qué es un Autónomo societario?

Publicado el
9/12/2021
Última modificación el
9/12/2021

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) contempla seis tipos diferentes de Autónomos en España en función de su actividad profesional y régimen fiscal y laboral. 

Uno de ellos son los Autónomos societarios, una figura empresarial también conocida como empresarios Autónomos o socios administradores de sociedades mercantiles que tienen ciertas particularidades.

¿Qué es un Autónomo societario?

El Autónomo societario es una figura híbrida a mitad de camino entre lo que se considera un socio empresarial y un empleado por cuenta ajena.

A grandes rasgos se trata de un Autónomo que es fundador o socio de una sociedad mercantil dentro de la cual desarrolla sus propias funciones como empresario por cuenta propia. Es decir, controla total o parcialmente la sociedad y, al mismo tiempo, es un trabajador de la misma.

Un Autónomo societario es el socio de una empresa que tiene la mayor parte de las participaciones.

¿Cuándo deberías darte de alta como Autónomo societario?

Para que un trabajador por cuenta propia deba darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos como Autónomo societario tendrá que cumplir cualquiera de las siguientes condiciones:

  • Ejercer tareas de gerencia y dirección empresarial y tener al menos el 25% del capital de la empresa
  • Ejercer un trabajo efectivo dentro de la empresa y poseer al menos el 33% del capital empresarial
  • Convivir con un socio que posea al menos el 50% del capital empresarial si es su cónyuge o familiar hasta el segundo grado de consanguinidad

Darse de alta como Autónomo societario paso a paso

Constituirse como Autónomo societario es muy sencillo. De hecho, el procedimiento no difiere demasiado de los trámites generales que se exigen para darse de alta como Autónomo de cualquier tipo. Basta con seguir el procedimiento habitual de inscripción en Hacienda y en la Tesorería General de la Seguridad Social eligiendo tu base de cotización con la única tarea añadida de aportar el original y copia de la escritura de constitución de la sociedad.

Además debes elegir tu tipo de Autónomo societario y el porcentaje de capital social que aportas indicando si actúas como administrador de la sociedad. 

Diferencias entre un Autónomo y un Autónomo societario

Tanto un Autónomo como un Autónomo societario son trabajadores por cuenta propia. Sin embargo, el Autónomo societario es también administrador o socio de una empresa y, como consecuencia, tiene obligaciones mercantiles, fiscales y contables más complejas de lo habitual.

En todo caso, se puede decir que la diferencia principal de los Autónomos societarios está en:

  • Cómo darse de alta en el RETA y constituir una empresa
  • Las cotizaciones de Autónomos mensuales que son generalmente más altas
  • La responsabilidad frente a terceros en caso de daños y perjuicios
  • Cómo responder ante las deudas que en el caso del Autónomo común se hace con su patrimonio personal, mientras el Autónomo societario limita su responsabilidad al capital de la empresa
  • Cómo tributar ya que el Autónomo normal declara IVA e IRPF y se le aplican los tramos del IRPF a final de año a la base imponible de su salario anual. En cambio, el societario tributa por una cantidad fija, sin tener en cuenta sus ingresos reales. 

Además, por lo general, un Autónomo factura mucho menos que un Autónomo societario. De hecho, solo compensa constituir una empresa cuando los ingresos son altos.

¿Cómo cotiza un Autónomo societario a la Seguridad Social?

Las aportaciones que debe realizar un Autónomo societario a la Seguridad Social son algo más altas que en otros casos.

Para empezar, la base mínima de cotización es de 1.214,10 euros al mes frente a los 944,40 € de un Autónomo normal. Esto implica que la cuota mínima de un Autónomo societario en 2021 es de 371,51 euros al mes frente a los 286,15 euros que paga un Autónomo normal cada mes. 

Aunque la cuota del Autónomo societario es más alta, estos empresarios también pueden beneficiarse de la tarifa plana.

La buena noticia es que los nuevos Autónomos societarios también pueden beneficiarse de la tarifa plana de Autónomos de 60 euros al mes durante el primer año a raíz de varias sentencias recientes del Tribunal Supremo.

Con esta bonificación, la tarifa plana para nuevos Autónomos societarios se quedaría así:

  • 60 euros al mes durante el primer año
  • 224,80 euros al mes entre los meses 13 y 18 de alta
  • 282,03 euros al mes entre el mes 19 y el 24
  • 371,51 euros al mes a partir del segundo año

Requisitos para la jubilación de un Autónomo Societario

Otra particularidad de los Autónomos societarios es la relacionada con la jubilación activa. La ley permite seguir trabajando a los Autónomos en edad de jubilarse que quieran compatibilizar su sueldo con el 100% la pensión de jubilación.

Sin embargo, en el caso de los Autónomos societarios no es posible cobrar el 100% de la prestación. Si quieren acogerse a la jubilación activa solo pueden optar al 50% de la pensión.

¿Cuáles son las responsabilidades de un Autónomo societario ante terceros?

A modo de resumen, la responsabilidad del Autónomo no societario ante terceros es total y absoluta. Esto implica que su propio patrimonio puede verse comprometido si fuera necesario para responder ante reclamaciones de terceros por daños y perjuicios.

Sin embargo, en el caso de los Autónomos societarios, su responsabilidad se limita a la parte proporcional del capital social aportado. Esto representa una ventaja muy importante porque en caso de quiebra de la empresa el patrimonio de estos empresarios solo estaría comprometido en una parte. No en su totalidad.

Ventajas e inconvenientes de la figura del Autónomo societario

En conclusión, el principal inconveniente del Autónomo societario es tener que pagar cotizaciones más altas a la Seguridad Social y la incompatibilidad de seguir trabajando y cobrando el 100% de la pensión cuando se alcanza la edad de jubilación.

Sin embargo, las ventajas más interesantes de esta figura empresarial tienen que ver con la responsabilidad contractual. Al estar limitada al porcentaje del capital aportado a la empresa, supone una protección del propio patrimonio y una tranquilidad muy importante para el Autónomo.

Recuerda que tanto si decides darte de alta como Autónomo normal como si lo haces en calidad de Autónomo societario, necesitas un seguro profesional para poder ejercer tu actividad con todas las garantías. En SingularCover somos especialistas en seguros para Autónomos. Podemos asesorarte sin ningún compromiso en el 910 780 404.

Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

¡Hecho! A partir de ahora no te perderás nada importante para tu día a día como Autónomo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.