Suscríbete para estar al día de toda la información

Cómo hacer la autoliquidación de IVA con el modelo 303

Publicado el
29/12/2021
Última modificación el
29/12/2021

El IVA es uno de los impuestos básicos que deben pagar las Pymes y Autónomos en España. Y además tienen una doble función: por una parte recaudar este Impuesto sobre el Valor Añadido que grava el consumo de los productos y servicios que venden para después declararlo a la Agencia Tributaria y por otra pagarlo cuando compran bienes y servicios necesarios para realizar su actividad económica.

Esto hace necesario un ajuste de cuentas con Hacienda cada tres meses. Es lo que se conoce como autoliquidación o pago fraccionado del IVA y se hace a través del famoso modelo 303.

En este artículo te explicamos:

  1. ¿Qué es la autoliquidación de IVA?
  2. Modelo 303: qué es y cuándo se presenta
  3. ¿Quién está obligado a presentar el modelo 303 de autoliquidación de IVA
  4. ¿Cómo presentar el IVA trimestral a Hacienda?
  5. Declaraciones complementarias, ¿qué son y cuándo se presentan?
  6. Sanciones por no pagar el IVA trimestral
New call-to-action

¿Qué es la autoliquidación de IVA? 

Como Pyme o Autónomo cada vez que realizas una venta de un producto o servicio debes emitir una factura. En ella, al valor de estos bienes o servicios que comercializas, debes añadirles la parte correspondiente de IVA.

Una cuota de IVA que varía en función de si vendes productos de primera necesidad o no. De hecho hay 3 tipos de IVA: 

  • General del 21%
  • Reducido del 10% 
  • Superreducido del 4% 

Aquí te dejamos un modelo de plantilla para crear facturas ordinarias con la fórmula del IVA ya incorporada para que no tengas que sacar la calculadora de cada vez.

En cualquiera de los tres casos, cuando nos referimos al impuesto al consumo que como Autónomo debes cobrar a tus clientes hablamos de IVA repercutido. 

Pero como empresario no solo vendes, sino que también compras a tus proveedores bienes y servicios necesarios para tu negocio. En este caso hablamos de IVA soportado que además puedes desgravar como gasto esencial en ciertos casos tal y como explicamos en este artículo sobre la fórmula para calcular y deducir el IVA

La diferencia entre el IVA repercutido y el soportado es lo que debes declarar a Hacienda de forma trimestral.

La autoliquidación de IVA es la diferencia entre el IVA repercutido y el soportado. El que como Pyme o Autónomo cobras a tus clientes menos lo que pagas a tus proveedores por tus bienes y servicios. Es el momento de ajustar cuentas con Hacienda en función de si esa resta te sale a pagar o a devolver.  

Modelo 303: qué es y cuándo se presenta

El modelo 303 es el que facilita la Agencia Tributaria para presentar las autoliquidaciones de IVA trimestralmente. Debes presentarlo cuatro veces al año siguiendo este calendario: 

  • Primer trimestre: del 1 al 20 de abril se presentan las facturas emitidas entre enero y marzo
  • Segundo trimestre: del 1 al 20 de julio se presentan las facturas de abril a junio
  • Tercer trimestre: del 1 al 20 de octubre se declaran las facturas de julio a septiembre
  • Cuarto trimestre: del 1 al 30 de enero se presentan las facturas de octubre a diciembre y el resumen anual

En esta imagen lo puedes ver más claro:

calendario modelo 303 iva

Ten en cuenta que para las declaraciones online tienes 5 días menos de plazo y que en cada trimestre debes incluir todo lo facturado en ese periodo aunque no lo hayas cobrado todavía. En el cuarto y último trimestre te tocará realizar un balance final anual a través del modelo 390 con el que completas el pago fraccionado del IVA. 

Aunque lo habitual es hacer la presentación de la declaración de IVA cada 3 meses, hay grandes empresas que lo liquidan cada mes. En cualquier caso, la autoliquidación mensual solo es recomendable cuando el IVA que aplicas a tus ventas es menor del que soportas en tus compras. Como en este caso la declaración siempre sale a devolver, recuperar el IVA cada mes te da mayor liquidez en tu negocio. 

Compensa hacer la liquidación de IVA cada mes si siempre te sale a devolver. Así tienes mayor liquidez en la empresa.

Para poder hacerlo debes inscribirte en el Régimen de Devolución Mensual del IVA (REDEME) y presentar los modelos 303, 390 y también el modelo 340. El 340 es una declaración informativa sobre las operaciones realizadas y soportadas por la empresa. 

¿Quién está obligado a presentar el modelo 303 de autoliquidación del IVA? 

Todo Autónomo o empresario que desarrolle una actividad económica sujeta a IVA debe presentar el modelo 303 de autoliquidación para ajustar cuentas con Hacienda. Sin importar el tipo de empresario que sea: si está en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, si ha montado una sociedad, dirige una asociación o es miembro de una cooperativa. 

Por ejemplo, si un Autónomo tiene un comercio de bicicletas y las vende por un precio medio de 200 euros, a esa facturación hay que restarle el 21% de IVA que debe cobrar al cliente final. Es decir, 42 euros de IVA repercutido en cada venta. Si su proveedor le cobra las bicicletas a 150 euros, estará soportando un IVA del 21% en esa compra. Es decir, 31,5 euros. 

Por tanto, cuando este Autónomo presente a Hacienda la autoliquidación de IVA, tiene que calcular la diferencia entre el IVA repercutido (42 euros) y el IVA soportado (31,5 euros). Es decir, tendrá que abonar 10,5 euros a las arcas públicas por cada venta que haga. 

En este caso le sale a pagar a Hacienda porque ha estado recaudando más IVA del que ha soportado. Si no tuviese ese dinero, podría pedir un aplazamiento del pago aunque estaría sujeto a intereses de demora. 

Cuando el resultado de la autoliquidación de IVA es cero también es obligatorio presentar el modelo 303.

En caso de que le saliese a devolver, podría elegir cobrar ese importe o reservar el resultado negativo de ese trimestre para compensar posibles resultados positivos en un plazo máximo de cuatro años. 

Y si el resultado de la autoliquidación de IVA es nulo o cero estará igualmente obligado a presentar el modelo 303 aunque no tenga que pagar ni ingresar nada. 

Plantilla para facturas simplificadas [Descargar gratis]

¿Cómo presentar el IVA trimestral a Hacienda?

Como hemos visto, la declaración de IVA se hace presentando el modelo 303 en el que debes rellenar las siguientes casillas:

  • Sección 1 y 2: con tus datos personales, el ejercicio fiscal y el periodo al que corresponde la autoliquidación 
  • Sección 3: donde debes detallar el IVA devengado y el IVA deducible 
  • Casillas de la 59 a la 61: si has realizado ventas al extranjero exentas de IVA
  • Casilla 71: aquí te aparecerá el resultado de la declaración

Para acogerte a la tributación mensual del IVA, tan solo tienes que inscribirte en el Registro de Devolución Mensual, presentando el modelo 036 por vía telemática y marcando la casilla 129.

Puedes hacer la declaración de IVA online entrando directamente en la sede electrónica de la Agencia Tributaria. Tan fácil como elegir el trimestre, descargar el modelo y subirlo al registro electrónico de Hacienda mediante un certificado digital o firma electrónica

Declaraciones complementarias, ¿qué son y cuándo se presentan?

Puede ocurrir que al presentar el modelo 303 se cometan errores u omisiones que provocan un ingreso inferior por parte del contribuyente o una devolución superior por parte de la Agencia Tributaria. Para corregirlos existen las declaraciones complementarias y las rectificaciones. 

Deberás realizar declaraciones complementarias cuando el error cometido en una declaración fiscal que hayas presentado previamente perjudique a Hacienda. Por ejemplo, si olvidas declarar una factura del trimestre anterior, tendrás que presentar una declaración complementaria dentro del mismo ejercicio fiscal o en el plazo en que la deuda tributaria no haya prescrito.  

Si el perjudicado eres tú porque has pagado de más, tendrás que hacer una rectificación de autoliquidación de IVA para reclamar esa cantidad. 

Sanciones por no pagar el IVA trimestral

Presentar la declaración del IVA trimestral fuera de plazo es una infracción tributaria que implica recargos y sanciones por parte de Hacienda:

  • Recargos de entre un 5% y un 20% si la autoliquidación sale a pagar a Hacienda y lo haces antes de que lo notifiquen. Los recargos pueden subir hasta el 100% si no lo haces hasta que te llega la notificación.
  • Multa pecuniaria de 200 euros si el resultado de la autoliquidación es cero o te sale a devolver
  • Sanción de 20 euros por cada dato o conjunto de datos de una misma persona o entidad que hubiese tenido que incluirse en las declaraciones informativas 

Como siempre, lo más aconsejable es pagar de forma voluntaria y lo antes posible para poder beneficiarte de reducciones en estas multas. 

Si tienes duda sobre las declaraciones de impuestos para Autónomos, en este otro artículo te explicamos cuándo y cómo pagar el IRPF.  

Artículos relacionados

Suscríbete para estar al día de toda la información

¡Hecho! A partir de ahora no te perderás nada importante para tu día a día como Autónomo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.